Phelps y las secuelas de un gran escándalo.

Phelps y las secuelas de un gran escándalo.
La Federación de EE.UU. lo suspendió por tres meses; el nadador insinuó su retiro y perdió a un patrocinante.
Sumido en un escándalo, a Michael Phelps no le bastó con reconocer públicamente que había consumido marihuana tras divulgarse en un periódico sensacionalista una fotografía suya inhalando una pipa de agua en medio de una fiesta universitaria. Desde que se publicaron las imágenes en el británico News of the World , hace seis días, las críticas y acusaciones en contra del nadador fueron moneda corriente. Ayer, en un gesto de reprobación, la Federación de Natación de Estados Unidos (USAS) suspendió por tres meses al deportista, ganador de ocho medallas de oro en los últimos Juegos Olímpicos de Pekín, el año pasado.

"Acepto voluntariamente la sanción. Todavía tengo muchos objetivos en la pileta, pero no voy a dejar que nadie decida por mí. Si decido dejar el deporte, lo haré como yo quiera. Puede que lo haga ahora mismo, dentro de cuatro años. ¡Quién sabe!", sostuvo Phelps, dejando en claro su desacuerdo por la pena e insinuando un posible adiós.

El comunicado de la USAS fue tajante: "El caso no representa ninguna violación de las reglas de doping, pero hemos decidido darle a Michael un mensaje fuerte porque ha desilusionado a muchas personas, en especial a centenares de miles de pequeños que lo ven como modelo y héroe".

Phelps, de 23 años, dijo que conversará con su entrenador Bob Bowman y con su familia para decidir su futuro. "Necesito tiempo y energía para pensar", dijo el estadounidense.

Asimismo, la entidad también anunció la suspensión del apoyo financiero a Phelps durante los tres meses en los que regirá la sanción. El pago mensual de la federación es de 1750 dólares.

La jornada oscura de Phelps no terminó con la pena de la federación. La firma de cereales Kellog´s le retiró su apoyo y dejó de ser su patrocinador. La imagen del deportista quedó dañada y se estima que podrían caer varios de los contratos que otros sponsors mantienen con el exitoso deportista.

Sin embargo, ni la Federación Internacional de Natación (FINA), ni el Comité Olímpico Internacional (COI), ni sus principales patrocinadores (Omega y Speedo) le han retirado el apoyo.

Antes de conocer la sanción y la pérdida de uno de sus patrocinadores, Phelps se mostró arrepentido y afirmó que "aprenderá" de la experiencia para "llevar una mejor vida", según comentó en una entrevista con la cadena de televisión WBAL.

Phelps no verá peligrar sus ocho medallas de oro conseguidas en los Juegos de Pekín. Aunque la marihuana está en la lista de sustancias prohibidas, para que haya sanción debe constatarse su consumo en un análisis antidoping durante una competición o en un período de entrenamientos. Pero Phelps podría enfrentarse a consecuencias penales, según informó Leon Tott, la autoridad máxima de la policía de la ciudad de Richland, donde se desarrolló la fiesta universitaria, en noviembre pasado.

Se esperaba que Phelps abriera su año compitiendo en el Grand Prix de natación de Austin (Texas), pero ahora con esta sanción deberá esperar hasta mayo.

La penalidad retrasa el entrenamiento de Phelps para los campeonatos nacionales, en Indianápolis, que son clasificatorios para el Campeonato del Mundo, que será en Roma entre el 18 de julio y el 2 de agosto.

Phelps sufre las secuelas de un gran escándalo. Su imagen quedó dañada y su futuro aún es incierto.

Comentá la nota