Petroleros temen un estallido social si las operadoras despiden trabajadores

El boom petrolero sufrió el embate de la crisis. Las operadoras sostienen que es imposible generar inversiones a largo plazo y las pequeñas y medianas empresas luchan para sostener al personal con el mismo presupuesto.
“Realmente está sobrando gente en algunas empresas”, admitió Lludgar.

En la industria petrolera no descartan que las cosas puedan empeorar. La caída de los precios internacionales del petróleo, principalmente del West Texas Intermediate (WTI) que se sitúa en los 41 dólares, y los recortes presupuestarios de las operadoras son los signos del embate de la crisis internacional.

“Se vislumbra un panorama crítico porque el precio internacional del barril bajó” sostuvo José Lludgar, secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos explicó que es necesario continuar el diálogo entre todos los sectores (operadoras, contratistas, sindicatos y el Estado) para evitar despidos.

El gran problema que plantean las Pymes (pequeñas y medianas empresas) regionales y que el gremio jerárquico reconoce, es la gran cantidad de mano de obra ociosa. Es decir, trabajadores que tienen sus tareas reducidas por la baja producción que se registra en los yacimientos.

“Ya vivimos una situación similar en 1998 cuando el precio internacional costaba 8 dólares. En ese momento sufrimos una crisis muy profunda donde los equipos de perforación estaban al mínimo. Y la exploración no se hacía”, recordó Lludgar.

El escenario de “mano de obra ociosa” y cesantías se siente en mayor medida en Santa Cruz. Sin embargo, el gremio advierte que en marzo la crisis tomará un perfil más crudo en todas las cuencas productoras. “Tenemos empresas que están subsidiando a los empleados porque los equipos se están bajando. Realmente está sobrando gente en algunas empresas”, dijo el gremialista.

Según el titular de los petroleros jerárquicos, los primeros recortes serán en las inversiones y la exploración. Este último punto es la deuda pendiente de las operadoras petroleras. De hecho, el último descubrimiento fue de Pan American en enero de 2008 y el proyecto más ambicioso (en stand by) es uno de YPF dentro de la cuenca marina del Golfo San Jorge.

Las petroleras están haciendo ajustes. Los llamados de licitación piden menos personal y exigen las mismas tarifas que en todo 2008. Uno de esos episodios lo vivieron socios de la Cámara de Empresas de Servicios Petroleros, que nuclea a las contratistas radicadas en la cuenca del Golfo San Jorge, cuando YPF rescindió anticipadamente sus contratos y llamó a licitación.

“A veces las empresas utilizan el discurso de la crisis para hacer recortes. Para paliar esta situación tenemos que poner al sindicato, al gobierno y a las operadoras a discutir un plan para sobrellevar la crisis. Pero que no se corte por lo más delgado que son los trabajadores”, pidió Lludgar.

En noviembre de 2008 se firmó un acta de 9 puntos, donde las operadoras se comprometían a mantener el nivel de actividad y empleo a cambio de que los sindicatos renunciaran a pedir actualizaciones salariales por seis meses.

¿Qué sucedería si hubiera despidos? “La variable de ajuste no tienen que ser los trabajadores. Si no cumplen las partes, vamos a tener un estallido social”, sentenció Lludgar.

Comentá la nota