Los petroleros sobre la decisión de Patricia Bullrich: "Es una intromisión injustificada"

Los petroleros sobre la decisión de Patricia Bullrich:

Desde el gremio aseguraron que no hay ningún motivo para que el gobierno mande a custodiar Vaca Muerta por la Gendarmería. “Es otro escalón más de la improvisación oficial en las últimas semanas”, asegura el sindicato.

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, rechazó hoy la decisión oficial de enviar gendarmes a custodiar el yacimiento de Vaca Muerta, y sostuvo al respecto que "es una intromisión injustificada".

Pereyra, senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino (MPN), aseguró que "la resolución 768 del Ministerio de Seguridad que encabeza Patricia Bullrich es una intromisión injustificada e inconsulta y no tiene fundamentos en la realidad", indicó.

Un comunicado gremial sostuvo que "la decisión de Bullrich es una intromisión de las fuerzas de seguridad federales en Neuquén", y enfatizó que "es inconcebible que se autorice a la Gendarmería Nacional a actuar, como si hubiese conmoción interna".

"La realidad demuestra que Neuquén tiene una fuerza de seguridad propia capaz de controlar su territorio. Esa resolución de la ministro no fue consultada ni articulada con los gobiernos de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza", puntualizó el gremialista.

Pereyra añadió que para Bullrich "se trata de un área estratégica y bajo custodia", y afirmó que con la excusa de considerar a Vaca Muerta y sus instalaciones "de vital importancia para el crecimiento energético y económico del Estado a corto y largo plazo, el Poder Ejecutivo dictaminó una determinación totalmente insólita", señaló el legislador.

También expresó que en el país "no hay ataques terroristas que ameriten un estado de alarma semejante", y puntualizó que si existiese alguna "información sensible" que justificase "la medida invasiva, debería hacerse pública o compartirla con las fuerzas de seguridad locales o con el Consejo de Seguridad, que tienen capacidad operativa".

"La medida es otro escalón más de la improvisación oficial en las últimas semanas. El gobierno no es capaz de cuidar a la población y adopta en cambio medidas próximas al amedrentamiento", dijo Pereyra, quien reclamó "la anulación de la determinación inconsulta e intempestiva y decidida sobre la base de estados exaltados inexplicables".

Coment� la nota