Petroleros santacruceños flexibilizan cortes al interceder De Vido ante las operadoras

Petroleros santacruceños flexibilizan cortes al interceder De Vido ante las operadoras
Los petroleros de Santa Cruz resolvieron ayer en algunos casos desbloquear las rutas y en otros minimizarlos como gesto de flexibilización ante la convocatoria que hizo el ministro de Planificación, Julio De Vido -a solicitud del gobernador Daniel Peralta-, para abrir este lunes en Buenos Aires una nueva instancia de negociación con las petroleras. En Caleta Olivia también intercedió el intendente Fernando Cotillo, pero de todos modos la huelga persiste y los yacimientos continúan inactivos.
Ayer hubo varias reuniones y una asamblea en el acceso norte a Caleta Olivia. Por la tarde se flexibilizaron los cortes y se estima que hoy podría liberarse la ruta, aunque con una vigilia en banquinas.

Caleta Olivia (agencia)

El paro que comenzó el 7 de agosto y que hoy ingresa en su decimoséptimo día parecía haber entrado en un cono de sombras al fracasar las negociaciones en el Ministerio de Trabajo el jueves por la noche, ya que si bien se había logrado un incremento salarial de un 20 por ciento escalonado, más otros ítems que conformaban al sindicato petrolero, las empresas no quisieron reconocerle los días no trabajados por el paro, lo que hizo que varias rutas quedaran bloqueadas en Caleta Olivia, Las Heras y Río Gallegos.

Héctor Segovia, el secretario general, había retornado en la noche del viernes a esta ciudad virtualmente con las manos vacías, pero esa misma noche, cuando se sumó al piquete instalado en el acceso norte, recibió una llamada telefónica del ministro Julio De Vido quien le hizo saber que el gobernador Daniel Peralta le había solicitado que interceda en el conflicto.

"Yo no te voy a fallar", le dijo el ministro, según reveló Segovia después a Diario Patagónico, mientras era rodeado por los afiliados, en medio de la quema de neumáticos y decenas de vehículos de todo porte varados sobre la cinta asfáltica.

El dirigente también hizo saber que el ministro de Planificación Federal había solicitado que el gobernador Peralta envíe nuevamente a Buenos Aires al titular de la Secretaría de Trabajo Provincial, Raúl Santibáñez, y que él se encargaría de convocar al empresariado para una nueva reunión en la sede del Ministerio de Trabajo, coordinada para mañana a las 9.

Sin embargo, el propio Segovia admitió que desconocía cuál será la alternativa válida para superar este conflicto, pero fuera la que sea, deseaba que se alcanzara el objetivo inconcluso en las primeras negociaciones: que se reconozcan los días de huelga.

Ayer, esa primera novedad que se difundió en forma exclusiva a través de la página web de este matutino, fue develada abiertamente en la asamblea que se hizo en Caleta Olivia, a un costado de la ruta 3, por parte del mismo dirigente gremial.

Y algo similar ocurría, casi simultáneamente, en otras asambleas de petroleros que se realizaban en Pico Truncado, Las Heras y Río Gallegos, donde se acercó el propio gobernador.

MANTENER LA CALMA

En la asamblea de Caleta, que se produjo ayer poco después del mediodía, Segovia fue muy claro ante la multitud, advirtiendo que aún no había nada en concreto y que, además, había que tener en cuenta que cientos de operarios ya habían recibido telegramas de despido, por lo cual virtualmente eran desocupados.

De todos modos, les pidió que mantuvieran la calma y que no aflojaran, recordándoles que el año pasado fueron 32 los días de huelga que tuvieron que sostenerse. Además, en respuesta a un pedido de expulsión de varios delegados gremiales de Las Heras que apoyaron el levantamiento del paro, dijo que era prioritario solucionar en principio el conflicto central y dejar para más tarde las decisiones que se adoptarán contra los disidentes.

COTILLO CONFIA

El propio intendente Fernando Cotillo estuvo en la asamblea de los petroleros de Caleta Olivia como espectador, pero luego fue invitado a expresar su punto de vista por altavoces. En cierta manera, el jefe comunal tenía previsto solicitar a los manifestantes que despejaran la ruta habida cuenta de la nueva instancia negociadora que se abrirá en Buenos Aires, pero luego prefirió no hacerlo. Es que, antes que él y Segovia, otro dirigente gremial y principal vocero, Marcelo Salguero, había sugerido no levantar el corte de ruta hasta tanto no se alcanzara un acuerdo que beneficiara a los trabajadores.

De todos modos, las palabras de Cotillo posibilitaron que se flexibilizara esta puntual medida de fuerza. La exposición del jefe comunal estuvo de antemano exenta de tensión, ya que antes se había anunciado por parlantes que estaba celebrando su cumpleaños y por ello hasta se hicieron algunas bromas cuando prometió pagar un asado luego de que este conflicto quedara superado.

Pero fuera de este hecho anecdótico, Cotillo consideró que la reunión de mañana "es un signo de esperanza y de que las cosas se van a encaminar hacia una solución. Yo confío en que las partes van a llegar a un acuerdo, sea el lunes o el martes".

Finalmente, miembros de comisión, delegados y afiliados aceptaron implícitamente bajar la presión a los cortes en Caleta, por lo cual las aperturas al tránsito se fueron haciendo más frecuentes y se esperaba que hoy haya libertad de circulación, aunque igualmente se mantendrá una vigilia en las banquinas.

Comentá la nota