Petroleros redoblaron la presión e incendiaron una planta industrial.

Los trabajadores del petróleo parecen dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias en sus demandas por un sobreajuste de salarios. Ya se registraron actos vandálicos en las plantas.
Un grupo de alrededor de 800 trabajadores petroleros se ubicó el viernes por la mañana en el acceso norte de la ruta nacional 3 en Caleta Olivia impidiendo el tránsito en el acceso a la ciudad. La medida se decidió en la asamblea de anoche, luego de conocida el acta labrada a instancias de las empresas y el sindicato en Buenos Aires, que fue rechazada por no contener un acuerdo sobre el pago de los días caídos.

Pero la protesta se agravó cerca de la zona denominada La Golondrina, en Caleta Olivia, distante unos 20 kilómetros, cuando los manifestantes habrían incendiado una planta industrial, según explicaron los bomberos. "Son hechos vandálicos al igual que el derrame de varios tanques que almacenan petróleo en el campo", expresaron las fuentes.

Se trató del incendio de seis batrerías petroleras, tres en Pico Truncado y otras tres en Caleta Olivia, así como el derrame de petróleo en campo, parte del cual se extendió hasta la ruta, según manifestaron fuentes del lugar, aunque sin que se registraran víctimas personales.

"El aumento de 20% en salarios altísimos no fue impugnado por ninguna de las partes involucradas que estaban presentes en la reunión y lo aceptaron", había admitido a comienzo del conflicto a Infobae.com una alta fuente que medió entre las partes, que ahora no entiende por qué se llegó a ese extremo en demanda de un aumento adicional de otro 5 por ciento.

La modalidad elegida por los petroleros ha sido la de realizar dos piquetes sobre el camino. Uno controla los que van y otro los que vienen, con una considerable distancia entre ambos. Esto permitiría reaccionar en caso de que las autoridades decidan enviar a Gendarmería a desalojar a los manifestantes.

De no arreglarse el conflicto y no producirse un acuerdo, los trabajadores petroleros de la provincia unidos bajo el Sindicato liderado por Héctor "Chaco" Segovia han decidido tomar medidas de acción directa. Ya se encuentra personal en Pico Truncado, Las Heras y Caleta Olivia preparados para profundizar la acción de protesta.

Frente a este cuadro en el Ministerio de Trabajo estudian las formas para sancionar al gremio.

Como consecuencia de esta parálisis de actividades impuesta por los gremios YPF, la unidad argentina de la petrolera española Repsol, debió dejar de producir 483.310 barriles de crudo en la última semana por huelgas y protestas de trabajadores en una de las mayores provincias productoras del país, informó un vocero de la empresa.

Comentá la nota