Petroleros piden congelar las jubilaciones hasta que se modifique la ley

Quieren que el gobierno provincial los acompañe en la gestión para que la Cámara Empresarial suspenda las jubilaciones, hasta que se modifique la ley.
El delegado de la cuenca austral Luis Cárdenas dijo que esperan respuestas durante esta semana, para llevarla a los trabajadores que, de lo contrario, paralizarían yacimientos el 20 de abril. El gobernador Daniel Peralta dijo que "el problema no se soluciona con un paro" y coincidió con el pedido gremial de suspensión de las jubilaciones.

Los integrantes de la subcomisión que el Plenario del Sindicato Petrolero y Gas Privado de Santa Cruz, del 26 de marzo en Las Heras, comisionó para gestionar por el 82 % móvil de jubilación, con un plazo hasta el 20 de abril, anticipando la posibilidad de paralizar entonces los yacimientos, espera en el transcurso de esta semana la respuesta de funcionarios provinciales a los planteos y alternativas realizados la semana anterior para un trabajo en conjunto con la Cámara Empresarial.

El delegado de la cuenca austral, Luis Cárdenas se refirió a una reunión mantenida el jueves anterior con el ministro de Gobierno Carlos Barreto, y con el secretario de Trabajo, Raúl Santibáñez, a quienes los petroleros instaron a una gestión ante la Cámara Empresarial del sector, para que congele las jubilaciones por dos años, mientras se trabaja en la modificación del porcentaje de movilidad jubilatoria.

En tanto, el gobernador Daniel Peralta aseveró que el jefe de Gabinete Pablo González está trabajando con los diputados y senadores nacionales "para modificar la legislación nacional".

El mandatario provincial coincidió con el pedido de los trabajadores, en el sentido que "lo que deben hacer las operadoras es no jubilar gente de antemano porque todavía hay muchos operarios en condiciones de trabajar", en tanto reflexionó que "el problema no se soluciona con un paro, porque una modificación de tal magnitud no se hace de un día para el otro".

Con respecto a si se multará a las empresas que no cumplan con lo acordado en las discusiones colectivas de trabajo, Peralta respondió que "las fallas de la legislación laboral son punibles, para lo que está la intervención de la Secretaría de Trabajo y nosotros lo que aspiramos con la Mesa de Concertación es a la búsqueda de un instrumento político concertador en procura de la conservación del empleo mediante el compromiso de las empresas con esta región."

Plazo hasta el 20 de abril

Por su parte, Cárdenas, quien integra la subcomisión de petroleros y conducción gremial, con representantes de Skanska, Bolland, y otros dirigentes de Pico Truncado, Las Heras y Caleta Olivia, y que en la reunión con funcionarios provinciales informó, explicó que lo que busca esta gestión es "tener un acompañamiento provincial, ya que la provincia es un resorte, aunque la respuesta depende del nivel nacional, pero sabemos que al iniciar cualquier medida de acción directa o indirecta afectamos las regalías y queremos evitar esto".

De todas maneras afirmó el dirigente: "tenemos que llevarle una respuesta concreta a los compañeros y ver cómo podemos trabajar".

En principio dijo que "la alternativa que nosotros hemos presentado al gobierno es que trabajemos en conjunto para trasladarle a la Cámara Empresarial, que haya un congelamiento de dos años en cuanto a jubilaciones, y que a ninguno de los compañeros que están hoy en condiciones de jubilarse, se le exija o se le obligue a jubilarse, y que nos de tiempo a buscar la solución rápida a nivel nacional, ya que es una ley nacional".

283 trabajadores en stand by

En otro pasaje de la entrevista que brindó por LU 12 Radio Río Gallegos, Cárdenas habló de la situación del sector, a pesar de la Mesa de Concertación, al advertir que "nosotros decimos que no hay crisis, pero ya vimos afectada la baja de los equipos de perforación, los cuales no están trabajando en la zona", donde aseguró que "todo lo que teníamos activo ha quedado en campamentos, con más de 283 personas con los sueldos garantizados hasta el 31 de mayo".

De todas formas alertó que "en la medida que vaya aumentando la baja de la perforación, irá aumentando la cantidad de gente en stand by, lo que nos está generando una preocupación muy grande, porque no sabemos cuándo van a dar la solución definitiva, si van a salir a perforar o no", lo que explicó, "pasa por el tema de las retenciones, que es la primera respuesta que nos tiran siempre, como también quieren que se les habiliten las exportaciones".

Cárdenas advirtió que esas son respuestas que no les puede dar a las petroleras un Sindicato, sino los gobiernos nacional y provincial, mientras que fustigó, "nosotros siempre quedamos como rehenes en este sándwich que se genera, pero también somos los que generamos perjuicio a la provincia, en el caso que llegue a haber desocupación", dado que afirmó, "la única herramienta que nos queda es una medida de fuerza, para evitar la caída de nuestros puestos laborales".

Garantía de empleo o estallido social

Es por eso que, afirmó Cárdenas, "estamos tratando de que esto se trabaje a nivel nacional, a conciencia, que se piense que es mucha la gente que está hoy activa en los yacimientos, y que si llegara a perder su puesto de trabajo no sólo afectaría las regalías, sino que en la provincia se generaría un estallido social".

En este punto recordó el dirigente que "no solamente se está paralizando la actividad petrolera, sino que se está paralizando la parte de la obra pública, trabajadores de la UOCRA que están en los yacimientos haciendo obras civiles también se ven perjudicados, por eso, tenemos que tratar de evitar todos que esto llegue a mayores, y buscarle una solución rápida".

Cárdenas dijo no compartir el mecanismo de garantía de sueldos, mientras los trabajadores están sin actividad, "y se siguen sumando, pero no es una salida, porque esto lo está poniendo la operadora, y no sabemos por cuánto tiempo más lo va a poder soportar", en tanto que, "lo que quieren todos los trabajadores es volver a cumplir la función que tenían hasta hace tres meses atrás, y que vuelva la normalidad".

"Es sólo una salida para darle tiempo a las operadoras, al gobierno y a los sindicatos para que se sienten y vean cuál es la salida más rápida, evitando todo tipo de despido y poder insertarlos en los yacimientos, como estaban hace tres meses atrás", concluyó el dirigente.

Comentá la nota