Los petroleros de Luján llamaron a un paro y ya falta combustible.

A las 6 de la mañana arranca la medida en Mendoza mientras que a nivel Nacional comenzará a las 0 del jueves. Largas filas de vehículos se armaron en las expendedoras para ganarle al desabastecimiento.
Los petroleros de la refinería de Luján de Cuyo, encargados de distribuir el combustible a las estaciones de servicio de Mendoza, confirmaron hoy que pararán desde mañana a las 6 y por tiempo indeterminado. Ya hay faltante de combustibles en expendedoras de Capital y Las Heras.

Esta mañana los petroleros privados de todo el país convocaron a un paro a partir de las 0 del jueves pero la Nación dictó en la tarde la conciliación obligatoria. Sin embargo, la disposición no contempla a las refinerías y en Mendoza los trabajadores llamaron a una huelga.

La asociación que nuclea a los dueños de las estaciones de servicio (Amena) indicó esta noche que el abastecimiento de combustibles en Mendoza ya se resintió.

Por su parte, los conductores, intentando adelantarse al desabastecimiento, se acercaron a las bocas de expendio y se armaron largas filas para cargar combustible.

El titular de Amena, Alejandro Jaliff, estimó que para la tarde-noche del jueves no habría más combustible en Mendoza.

"El pronóstico no es bueno", adelantó Jaliff. "Si el nivel de expendio fuera normal las estaciones podrían durar todo un día y más, pero la gente se empieza a preocupar, ya tenemos colas".

Esta tarde el Ministerio de Trabajo aplicó la conciliación obligatoria, que suspende las medidas de fuerza por un mes en la rama yacimientos, y auguran que en la reunión a la que llamó para mañana, podría adoptar la misma tesitura en refinerías, por lo que el paro en Mendoza debería suspenderse.

El secretario general de la Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados, Alberto Roberti, y empresarios del sector, se reunieron hoy con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Roberti informó que el ministro "instó a los dos sectores a encontrar una solución consensuada en el conflicto, pero mañana vamos a ver que ofrece el sector patronal, porque hasta ahora no propusieron nada".

El gremio que tiene más de 45 mil afiliados reclama el pago de un adicional salarial de 1.000 pesos, que debió pagarse en diciembre último y por única vez, que hasta el momento las empresas no abonaron.

En Mendoza, el sindicato pide una solución de fondo para el conflicto petrolero ya que hay 850 trabajadores mendocinos suspendidos que no asisten a sus empleos y que no cobran. Además, temen despidos.

Comentá la nota