Petroleros jerárquicos abren el paraguas.

Desde el Sindicato de Petroleros Jerárquicos dan la voz de alarma por los despidos paulatinos que se registrarían en las empresas de servicios por “modificaciones” o “ajustes” en los contratos. El gremio quiere convocar con urgencia a una nueva mesa de diálogo.
“No quiero ser alarmista, pero es la realidad; hay centenares de personas que tienen riesgo de quedar sin trabajo en las próximas semanas”, dijo ayer José Llugdar, nuevo secretario general del Sindicato del Personal Jerárquico petrolero, quien asumirá el 2 de febrero.

El sindicalista reclama que “urgente” se reúnan otra vez los actores que firmaron la concertación petrolera en Buenos Aires. Sobre todo, hizo un llamado a los gobiernos provinciales de Chubut y Santa Cruz para que intervengan en esta circunstancia, igual que la Nación. “Que se presente la Subsecretaría de Trabajo de Santa Cruz con un plan alternativo”, pidió.

“En diciembre a una empresa le hicieron preparar cotizaciones para 158 locaciones, y entrado el mes de enero le modificaron el panorama por 50 locaciones anuales”, dijeron en el gremio.

Asimismo, hablaron de “pequeñas cantidades de despidos”: dos en una empresa, tres en otra.

OXY PREANUNCIA

El lunes pasado, la nueva comisión directiva ya tuvo la primera reunión con directivos de Oxy en la sede de Comodoro Rivadavia. El encuentro lo pidieron los mismos representantes de la operadora, como el vicepresidente de Recursos Humanos, Bernardo Frau, y gerentes regionales como Ricardo Rodríguez y Jorge Carter.

Según Llugdar, Oxy les planteó que, ante la baja internacional del precio del barril, podría descender la actividad considerablemente en la región, por lo que buscan “consenso para paliar” la situación.

No obstante, también les dijeron que mantendrán la inversión anunciada para este año de perforación de 138 pozos, aunque no están muy seguros si podrán preservar la misma cantidad de equipos operando que en 2008. Es más, en una próxima reunión, Oxy les informaría cuántos equipos “bajarán”.

Por eso, en lo estrictamente laboral, una de las propuestas de la compañía es que los turnos “en lugar de regímenes de 12 por 12, sean de 12 por 24 horas”. Pero este gremio prefiere explorar otras alternativas antes que reducir las horas trabajadas, y que sea acordado con el Sindicato del Petróleo y Gas Privados de Santa Cruz.

“Es Oxy quien tiene que tomar decisiones, pero, por ejemplo, vemos que hay muchos jubilados contratados; entonces estos les tendrían que dar lugar a los activos y también habría que preservar la mano de obra local, de la región, porque también se toma a gente extranjera, de Colombia, Venezuela, incluso de Estados Unidos y Brasil”, comentó Lludgar.

EQUIPOS QUE PARAN

En la charla con Diario Patagónico, también participó otro integrante de la comisión directiva de los Jerárquicos, Rubén Collier, quien aportó otros datos.

“Por ejemplo de la empresa SAI, en la zona de Capsa, hay un equipo de workover detenido, en la zona de Pan American Energy hay dos equipos de pulling también parados, y dos equipos más de perforación también en zona de PAE, de los cuales uno paró hace 6 meses y otro hace algunos días”, contó.

Por este caso específico correría peligro el trabajo de 250 personas, entre personal “por convenio” o “de base” y jerárquicos. Y en las mismas condiciones se encuentran otras empresas a las que las operadoras les reducen trabajo.

Incluso, en algunas situaciones, las firmas de servicios están “subsidiando” a sus empleados, pagándoles pero sin que tengan labores que realizar, manteniéndolos en los campamentos esperando algún “horizonte de esperanza”.

Dijeron que en Key también “bajan y suben equipos” y que en otras empresas ya hay despidos y “está en riesgo el puesto laboral de 300 petroleros”.

Comentá la nota