Petroleros: Graves incidentes en Rio Gallegos

Un numeroso grupo de trabajadores petroleros del Sindicato de Petroleros Privados que responden a Héctor "Chaco" Segovia se dirigieron a Punta Loyola para desalojar a sus compañeros del Sindicato de Petroleros de la Cuenca Austral representados por Marcelo Turchetti, que tenían tomada la planta de Petrobrás
Encapuchados con palos, hierros y piedras atacaron a los manifestantes, hiriendo personas y rompiendo autos, hasta que lograron desalojarlos. Ahora la planta permanece en poder del sector de Segovia.

Un ataque calificado como "irracional" por parte de los petroleros del Sindicato de la Cuenca Austral, ocurrió anoche alrededor de las 21:00hs cuando unos cincuenta trabajadores que mantenían tomada la planta de Petrobrás en Punta Loyola (a 30kms de Río Gallegos), tal como lo informamos este mediodía, recibió el ataque de al menos 120 trabajadores también petroleros, pero afiliados al Sindicato de Petroleros Privados que lidera Héctor "Chaco" Segovia.

OPI pudo reconstruir todo los sucedido gracias a las declaraciones que hicieron varios de los damnificados que hasta las 23:00hs estuvieron reunidos en la sede del sindicato en calle Brasil y Tierra del Fuego, donde concurrieron cinco de ellos con heridas leves y una decena de autos con los vidrios totalmente destrozados y daños en sus carrocerías.

"No hubo un muerto de casualidad, porque de la forma en que nos atacaron era para ocasionar daño físico. Gracias a Dios pudimos salir de allí y ninguno de nuestros compañeros sufrieron heridas graves", nos decía un joven que venía de Loyola, visiblemente conmocionado y asustado por lo que le había tocado vivir.

Los hechos

Alrededor de las 20:00hs de anoche se supo que un grupo de petroleros del Sindicato de Petroleros Privados de la Patagonia (Héctor Segovia) se aprestaban para ir a Punta Loyola con el fin de desalojar a otros petroleros afiliados a Petroleros Privados de la Cuenca Austral (Marcelo Turchetti). Al menos tres trafics y una veintena de autos particulares se alistaron en el sindicato de calle Mariano Moreno de esta capital.

Ante el aviso que le dieron desde la ciudad a los 50 trabajadores que permanecían en Punta Loyola, éstos decidieron dejar el lugar para evitar un enfrentamiento, debido a que tenían información fehaciente de que sus compañeros llegarían al lugar para sacarlos por la fuerza.

En este marco es que realizaron algunos llamados a la policía caminera de Chimen Aike, donde se hace el cruce de rutas que va al puerto de Punta Loyola, para advertirles que desde Río Gallegos iban a pasar varios vehículos con gente armada. Ante un pedido para "demorarlos" allí, hasta que los trabajadores abandonaran la planta de Petrobrás en el puesto caminero, indicaron que no sabían nada y obviamente a los pocos minutos la caravana de autos y combis despachada por el Sindicato que lidera Segovia pasó por el control policial y se encaminó a Loyola.

Ante la inminencia de la llegada de al menos 120 personas armadas con palos y hierros, los petroleros de la cuenca austral aprestaron todo para salir del lugar. Sin embargo el contingente que arribó no les permitió abandonar el área. Una vez allí y de acuerdo al relato que hicieron a OPI varios de los involucrados, el grupo más numeroso de trabajadores se quedó fuera de la alambrada y un grupo con palos y las caras tapadas por gorros ingresó al predio y comenzó a pegarle a los autos y agredir a los trabajadores que intentaban subirse a sus vehículos para salir de allí.

¡Bajá el vidrio, bajá el vidrio!, relataron que les gritaban. Cuando bajaban el vidrio les arrojaban piedras y trozos de concreto que se transformaban en peligrosos proyectiles, muchos de los cuales lastimaron a los ocupantes de los autos que pugnaban por escapar de allí. "A algunos les veíamos la cara a pesar de la obscuridad y sabemos que son compañeros nuestros, pero hubo mucha gente que no era de acá, estaban encapuchados y sabemos que fueron traídos de la zona norte", le indicaron a nuestro periodista destacado allí.

"A medida que íbamos saliendo nos iban rompiendo todos los vidrios", relataban a nuestro cronista "gracias a Dios ninguno de nosotros entró en pánico y se le dio por atropellar a ninguno, porque se nos cruzaban para pegarle al auto y nos tiraban con palos, hierros y piedras", contaba uno de los trabajadores que no superaba los 25 años.

Cuando lograron salir de allí y ya en camino a la ciudad, pasaron por el control policial y los efectivos se sorprendieron de la forma en que se veían algunos dentro de los autos con los vidrios totalmente destrozados "algunos compañeros tenían sangre por el corte de los vidrios o por alguna piedra, pero la policía no nos dio bola. Yo creo que hubo zona liberada", admitió otro de los trabajadores cuyo auto sufrió la rotura de los vidrios laterales y la luneta.

Una vez arribados a la sede gremial en calle Brasil y 40 minutos después de llamar a la policía, recién aparecieron tres efectivos (dos femeninos) que llegaron para interiorizarse de lo que había ocurrido.

Acciones futuras

Pedro Gutierrez, Secretario Adjunto del Sindicato de la cuenca austral llamó a una reunión en la sede gremial y allí impuso a sus compañeros de las novedades y la necesidad de efectivizar la denuncia ante la comisaría tercera. También lamentó los daños sufridos en los autos de sus compañeros y señaló que desde el sindicato harán lo posible para reponer el costo de los destrozos sufridos por los autos de los trabajadores.

Allí se hizo presente Mónica Galván y Jorge Porras, integrantes de la ADOSAC provincial para solidarizarse con los petroleros y consideraron la posibilidad de realizar algún tipo de manifestación en conjunto, ante lo cual surgió la moción de juntarse el día 25 de mayo para hacer una marcha hacia casa de gobierno con banderas argentinas.

Por estas horas Marcelo Turchetti Secretario Gral del Sindicato de la cuenca austral se encuentra en Buenos Aires realizando tratativas para destrabar el conflicto con las empresas, lo cual ahora se ve agravado por estos hechos que responden al orden interno del sindicato.

En comunicación con Turchetti nos dijo que estaba al tanto de lo ocurrido pero que aún no habían definido nada sobre la realización de una movilización el día 25, no obstante le confirmó a esta Agencia, que hoy sábado a las 16:00hs habrá una asamblea en el edificio del Sindicato donde se decidirán los pasos a seguir. Por su parte Petrobrás ordenó "bajar" todo el personal de los yacimientos, posiblemente en prevención y para evitar algún tipo de sabotaje que pueda poner en riesgo al personal y equipos.

Comentá la nota