Petroleros denuncian quita de exenciones impositivas y complican el Presupuesto

Petroleros denuncian quita de exenciones impositivas y complican el Presupuesto

Las empresas se muestran preocupadas por que el conflicto afecte la producción hidrocarburífera.

El gremio petrolero se encuentra en pie de guerra por la exclusión de diversos beneficios en el Presupuesto 2019 y hay preocupación en la industria hidrocarburífera por el conflicto que podría ocasionar.

"El artículo 86 del presupuesto presentado destruye todos los convenios colectivos y toda la legislación vigente en relación a la tributación de ganancias. Nosotros tributamos y mucho. En promedio estamos dejando el equivalente a un auto cero kilómetro por año en impuesto a las ganancias. Pero hay algunos ítems de nuestro salario que estaban excluidos como viandas, horas de viaje y desarraigo", explicó a LPO el secretario General del sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles de Bahía Blanca Gabriel Matarazzo.

De hecho, las excepciones establecidas en la ley 26.176 fueron consecuencia de una serie de medidas de fuerza muy intensas que se produjeron en el 2006, a raíz de la presión impositiva que alcanzaba el impuesto a las ganancias sobre los elevados sueldos petroleros.

A partir del carácter estratégico que tiene la producción de gas y petróleo fue que el Gobierno de Néstor Kirchner decidió ceder en la puja distributiva y otorgar estas excepciones para los trabajadores petroleros.

La misma se mantuvo vigente hasta la publicación del proyecto presupuestario del año próximo, donde se decidió que "no serán aplicables las disposiciones contenidas en leyes nacionales o cualquier otra norma de inferior jerarquía, mediante las cuales esté la exención o la deducción de materia imponible del impuesto a las ganancias".

A su vez, el conjunto de los trabajadores patagónicos -donde los petroleros tienen una importancia destacada- gozaban de un tratamiento diferencial de una corrección del 22% de las deducciones personales producto del mayor costo de vida en las provincias del sur del país.

El hecho de que la quita de estos beneficios se haya tomado sin ningún tipo de aviso o consulta previa, enfureció a los dirigentes sindicales, que ya se reunieron con el diputado Nacional y Presidente de la Comisión de Legislación de Trabajo, Sergio Ziliotto. "La recepción fue muy buena. La mayoría de la oposición nos acompaña y se comprometió a no votar esto", anticipó Matarazzo, que concurrió al encuentro junto a Pedro Milla y Mario Lavia.

El dirigente anunció que realizarán un Congreso Nacional durante la semana próxima para evaluar los próximos pasos, pero que cada sector "ya está golpeando las puertas que corresponden". Al mismo tiempo, advirtió que si bien la intención es evitar que el conflicto se intensifique, si el proyecto se aprueba tomarán "todas las medidas necesarias porque significaría un golpe durísimo para los trabajadores".

Es por eso que fuentes de las principales petroleras del país transmitieron su preocupación a LPO por la histórica combatividad que caracteriza al gremio petrolero, especialmente en la región patagónica, donde se encuentran los principales pozos tanto en gas como en petróleo.

Para el Gobierno significaría un importante dolor de cabeza justo en el momento en el que la mayor producción hidrocarburífera está ayudando a mejorar la balanza comercial, en un contexto donde los dólares escasean.

Comentá la nota