Petroleros bloquean yacimientos de Oxy, Petrobras y Chevron en Santa Cruz

Hasta el cierre de esta edición, piquetes de petroleros del gremio de los jerárquicos mantenían bloqueada la base de Oxy en Cañadón Seco, como así también sus yacimientos de las inmediaciones de esa localidad y de Las Heras. En la Cuenca Austral se cumplía idéntica medida de fuerza en áreas de producción de Petrobras y Chevron.
El paro que se inició a las 8 de la mañana hizo que se detuviera la producción de crudo en los campos de referencia. La medida se fundamenta en la reducción de las actividades laborales. En el caso puntual de Oxy, deriva de la paralización de varios equipos de torre de sus empresas contratistas (perforación, terminación y limpieza de pozos).

Esta situación, según señalaron varios delegados gremiales, se viene incrementando en el curso de los últimos meses, lo cual hace que numerosos trabajadores estén inactivos.

Si bien no fueron despedidos, sus ingresos salariales se ven disminuidos ya que –a modo de ejemplo– no perciben adicionales por horas de viaje y además temen perder sus fuentes laborales.

"Nosotros no queremos que nos paguen estando en la casa y llevamos adelante el paro para defender nuestra fuente de trabajo", dijo José Molina, uno de los delegados de los jerárquicos apostados en uno de los accesos a la base de Oxy, en Cañadón.

"Esto no es nuevo –añadió– porque viene de arrastre desde principios de año. Nos pidieron que esperemos pero ahora ya hay gente que hace cuatro meses que está parada. La gente de Oxy nos dijo que se nos iba a pagar como si estuviéramos trabajando, pero en realidad hay una disminución de ingresos, como la compensación por horas de viaje".

Al consultársele a qué atribuía esta problemática desde el punto de vista gremial, Molina evaluó que "todos se agarran de la crisis mundial" porque el barril de crudo está hoy en 54 dólares y las empresas estaban acostumbradas a ganar más de 140 en el mejor momento de cotización.

FRENO OPERATIVO

A todo esto, voceros de la misma operadora consideraron que la medida de fuerza no sólo les resultó sorpresiva sino que también hay un halo de incomprensión por parte de los jerárquicos.

En ese sentido, confirmaron que no se ha despedido a ningún trabajador y con ello se está cumpliendo con el compromiso que la propia Oxy asumió en la Mesa de Concertación a la cual se sumó y que fuera recientemente convocada por el gobierno santacruceño.

De hecho admitieron que aquí hay que asumir que existe una crisis en la industria petrolera y ello demanda medidas de ajuste que en este caso se da en la faz operativa, pero –reiteraron- preservando las fuentes laborales. A criterio de la compañía, esta suerte de "freno" operativo es la medida más racional que se ha adoptado ya que hay que pensar en el largo plazo en materia de producción.

Asimismo, trajeron a colación que Oxy llegó a alcanzar un récord de producción de 6.600 metros cúbicos diarios en sus yacimientos (unos 40 mil barriles) del norte santacruceño y que ello no es casualidad sino producto de una decisión empresaria y esfuerzo de los trabajadores, pero ahora hay que afrontar una crisis que el gremio no parece ver.

De hecho, se indicó, la producción "cero" que se registró ayer repercutirá en el ingreso de regalías petroleras al estado santacruceño, por lo cual se instó a que el gremio de los jerárquicos también asuma responsabilidades en la Mesa de Concertación Petrolera de esta provincia.

Por otro lado, la empresa adujo que la Subsecretaría de Trabajo de Santa Cruz había dictado en horas del mediodía la conciliación obligatoria, con lo cual el conflicto debería retrotraerse, pero los voceros de los trabajadores indicaron que hasta media tarde ellos no tenían conocimiento formal de esa medida. Y aunque así fuera, su acatamiento llevaría varias horas debido a que había que esperar que retornaran sus compañeros que se hallaban de piquete en los campos de producción.

Comentá la nota