Las petroleras declararon más de 500 incidentes ambientales a remediar

Lo informado corresponde a las operadoras que acordaron con la Provincia la prórroga de los contratos. Hay compromisos asumidos hasta el 2021.

Así se deduce de un informe elaborado por la Subsecretaría de Medio Ambiente. YPF acumula la mayor cantidad de eventos de impacto ambiental.

Neuquén > Las empresas que acordaron con el Estado provincial la renegociación de los contratos petroleros en 2008 declararon 521 eventos ambientales a remediar y/o restaurar antes de que venza la prórroga, en el marco del Decreto 822 y la Ley 2615. La concesionaria YPF, por ejemplo, comprometió 201 tareas a llevar a cabo entre 2008 y 2021.

Del total, 97 corresponden a la unidad económica Loma La Lata, seguido por la UE Rincón de los Sauces, con 71 incidentes ambientales, y otros 33 en El Portón. La mayoría de las tareas procura remediar antiguos derrames de hidrocarburo que contaminaron el sitio, según se informó desde la subsecretaría provincial de Medio Ambiente.

Sin ir más lejos, YPF se comprometió a ejecutar 71 tareas de saneamiento por derrame de hidrocarburo en 93 pozos. Y de 66 baterías, 56 requieren la remediación de suelos con afectación potencial por posibles pérdidas en tanques no detectadas. La diferencia viene dada también por antiguos derrames.

Después se detallan incidentes en instalaciones mayores (USP-Plantas), repositorios y en otras zonas deforestadas o con cobertura vegetal alterada. Los datos se desprenden de un informe elaborado por la subsecretaría provincial de Medio Ambiente.

Seguido de YPF, Pluspetrol declara la mayor cantidad de eventos ambientales y se compromete a su remediación y restauración en un período bastante menor, de 2009 a 2011, al igual que Pan American Energy, Capex, Petrolera Entre Lomas y Petrobras, las otras firmas que acordaron la prórroga.

Con 193 tareas por delante, la empresa Pluspetrol se comprometió a ejecutar 85 en el área El Porvenir; 69 en Centenario, 37 dentro de Aguada Baguales y dos en Puesto Touquet-Loma Jarillosa. La mayoría de los incidentes declarados se produjeron en ductos (75) y pozos (70), según se constata en el informe.

Estas tareas de remediación y/o restauración comprenden la caracterización y el saneamiento de derrames tanto de hidrocarburo como de agua de purga.

Mientras la empresa Capex declara 59 trabajos en el área Agua del Cajón (56 radican en piletas de perforación); la Petrolera Entre Lomas precisa 50 tareas en la zona que le da su nombre más Bajada del Palo; y Petrobras 16 en el área Río Neuquén.

El subsecretario de Medio Ambiente, Ricardo Esquivel, dijo que la información es de referencia. Sobre esta base, las empresas deberán caracterizar las zonas para determinar la superficie y el volumen impactados.

"La extensión del pasivo ambiental puede ser más amplia de lo que se supone e incluso se pueden encontrar incidentes no previstos ni informados, que luego se suman a la declaración. Por eso lo declarado es de referencia", sostuvo. (Ver recuadro)

Fiscalización

Las operadoras ya establecieron un cronograma de tareas cuya ejecución está en marcha, mientras Provincia avanza en dirección a verificar y controlar que las tareas de remediación comprometidas sean representativas, debiendo quedar el lugar exento de hidrocarburos totales.

"El impacto de la actividad en la provincia es significativo. Las malas prácticas utilizadas acumularon un número importante de sitios a remediar, siendo el objetivo de este Gobierno enfrentar la problemática y llegar a resolver los eventos en la medida que vayan ocurriendo", agregó Esquivel.

El funcionario provincial reconoció además que el volumen a trabajar no sólo es importante sino que implica ejecutar un proceso muy costoso. "El metro cúbico a remediar anda en el orden de los 200 a 250 pesos", indicó.

Y recordó que "la conciencia ambiental empezó a registrarse recién en 1992 con la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos y la Resolución 105 de la Secretaría de Energía de Nación para reglamentar las tareas hidrocarburíferas".

Del informe también se deduce que la empresa Total Austral no declaró ningún evento por remediar, algo que Provincia deberá probar; y que Pan American Energy tiene por delante la remediación de tan sólo dos situaciones en el yacimiento Lindero Atravesado.

Una de ellas se produjo por una pérdida en la planta de tratamiento y almacenamiento de petróleo que contaminó la napa subterránea. Se informó que el hidrocarburo libre ya ha sido retirado, aunque se están realizando monitoreos semestrales para detectar la presencia de partículas mezcladas con el agua.

En tanto, la operadora Apache deberá declarar de nuevo la información presentada bajo otro formato, por eso el informe no la comprende. "Chevrón, Tecpetrol y Petróleo Sudamericano no firmaron la prórroga", aclaró el funcionario provincial.

Eventos no denunciados

Neuquén > Sobre la base de lo que declararon las empresas petroleras que firmaron la prórroga de los contratos en la provincia, ya se han detectado episodios no informados inicialmente que deberán ser remediados.

Por caso, el subsecretario de Medio Ambiente, Ricardo Esquivel, comentó que al fiscalizar la zona donde opera la Petrolera Entre Lomas, se identificaron 18 piletas con hidrocarburos que no habían sido declaradas, pero que a partir de la constatación fueron incorporadas para su saneamiento.

A esto se suman otros dos incidentes ambientales que tuvieron difusión a través de este medio. Uno de ellos fue denunciado al constatar la presencia de tres piletas naturales con hidrocarburo en el barrio Valentina Norte Rural, dos de las cuales no habían sido declaradas por Pluspetrol, la empresa a cargo.

En tanto, el otro refirió a la pileta con 600 metros cúbicos de material hidrocarburífero que se encontró en inmediaciones de la planta cabecera de bombeo de Loma La Lata, administrada por la empresa YPF, en momentos que se remediaba un derrame de 25 mil litros de gasolina.

Escenario

Formalidades

Por DANIEL NOÉ (*)

La historia nos ha enseñado que en estos 150 años de actividad petrolera a escala industrial, las empresas privadas han intervenido fuertemente en la vida política e institucional de los Estados. Neuquén no podía ser la excepción.

Si se ha violado la Constitución Provincial otorgando concesiones petroleras a empresas privadas, con el aval de la gran mayoría de los legisladores, no podemos esperar que los compromisos firmados respecto de la remediación del daño ambiental se cumplan estrictamente.

En vísperas de la firma de las prórrogas, el año pasado, el gobierno negoció con Repsol el pago de $654.000.000 por multas, tasas e intereses por aventamiento y exceso de aventamiento de gas en los yacimientos ubicados en la provincia. El resultado de esa negociación fue que Repsol pagaba $ 75.000.000 y la provincia desistía de cualquier reclamo posterior.

Este año pudimos enterarnos que el asesoramiento de los legisladores para la reglamentación de la Ley Provincial Nº2.600 de aptitud ambiental fue realizado por las mismas empresas que después deberían cumplir con la norma, en un curioso caso de "compromiso legislativo empresario".

Para muestra basta un botón. Aquí fueron dos, pero sirven para destacar que las empresas tienen el objetivo excluyente de aumentar sus rendimientos.

En ese sentido, la consideración que se haga del daño ambiental es estratégica, habida cuenta de su incidencia en los costos. Producir un barril de petróleo puede costar entre 3 y 40 dólares, según las dificultades técnicas para su extracción y la reglamentación protectora del ambiente vigente en el país dueño del recurso.

Esta constante actividad política de las empresas, negociando con el Poder Ejecutivo, "colaborando" con el Legislativo y presionando al Judicial, arroja una fuerte sombra de duda acerca de quién gobierna en la provincia.

La única garantía, no sólo de protección ambiental sino de aprovechamiento del recurso en beneficio de todos los argentinos, es la explotación estatal. Volver a la YPF de Mosconi es la consigna.

* Representante del Movimiento por la Recuperación de Nuestro Petróleo.

Comentá la nota