Petroleras advierten sobre despidos en Santa Cruz

La huelga de los petroleros de Santa Cruz ingresa hoy en etapa de definiciones muy lejos de los yacimientos australes: será en un despacho del Ministerio de Trabajo de la Nación donde se reanudará la audiencia entre el gremio que lidera Héctor Segovia y los de otras provincias productoras que virtualmente ya habrían aceptado la propuesta salarial de la cámara que nuclea a las grandes empresas de hidrocarburos.
El foco principal del conflicto está contextualizado en Santa Cruz dado que es en el único distrito petrolero donde se registra un paro de actividades desde el pasado 7 de agosto, el cual mantiene paralizada la producción en los yacimientos ubicados en las cuencas San Jorge y Austral, habiendo ya generado para la Provincia pérdidas de varios millones de dólares por regalías que ya son irrecuperables.

Esta huelga es también una suerte de espada de Damocles para el gobernador Daniel Peralta, quien desde el lunes se encuentra en la metrópoli procurando interceder ante las mismas petroleras y el Gobierno nacional en busca de un acuerdo consensuado con el gremio.

A propósito de ello, voceros allegados al mandatario provincial revelaron a Diario Patagónico que personalmente habría experimentado la postura intransigente de las compañías para no ceder a los reclamos del gremio santacruceño. Como fuera, Peralta habría ratificado que pasara lo que pasara en la audiencia de esta tarde, él estaba del lado de los trabajadores y que ello iba mucho más allá de cualquier especulación política.

Es que, cabe recordar, el gobernador venía fustigando desde hace varias semanas a las petroleras porque no cumplieron con todas las inversiones prometidas. En tanto, el gremio de Segovia que al inicio del paro soportó presiones internas (a través de algunos delegados), ahora parece llegar más fortalecido al encuentro con los empresarios.

DE LA INTIMACION AL DESPIDO

A todo esto, las empresas operadoras que integran la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH), pusieron ayer en claro ante la opinión pública que ya habían resuelto la instrumentación de los aumentos del 20% al salario básico para los trabajadores petroleros privados. Argumentan que ello establecido recientemente por el Gobierno nacional a través de una Resolución dictada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

"El incremento salarial -señalaron los voceros de la Cámara- beneficiará a los trabajadores enrolados en la Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados, pese a que la filial de Santa Cruz realiza desde el pasado 7 de agosto un paro total de actividades, sin respetar a la conciliación obligatoria que dispuso el Gobierno nacional, y con total perjuicio económico-financiero para la Nación, las provincias, las operadoras, las empresas contratistas y la población en general".

Se recordó además que "por su actitud los trabajadores petroleros de Santa Cruz comenzaron a recibir el viernes 15 las intimaciones para que en 48 horas retomaran las actividades y en caso de no reanudar sus tareas en los plazos legales, comenzará el envío de telegramas de despido con causa por abandono injustificado del trabajo".

En la práctica, a pesar de haberse superado el lapso de la advertencia, los miles de telegramas que deben cursarse aún no llegaron a destino y todo hace pensar que la orden de emisión dependerá de lo que suceda hoy en Buenos Aires.

Por otro lado, las empresas que integran la CEPH dejaron también en claro que reivindican el instrumento del diálogo "como forma de resolución de conflictos, deploran los mecanismos extorsivos para obtener mejoras sectoriales y llaman a la reflexión de los dirigentes sindicales, quienes deben actuar con responsabilidad y sentido común, en aras de preservar la paz social y la normal convivencia en la provincia de Santa Cruz".

Comentá la nota