La petrolera Chevron pone en venta activos en la Argentina

La compañía informó al Gobierno que busca compradores para 13 yacimientos en la Patagonia y que pretende centrar sus inversiones en otras zonas más productivas
Chevron, la segunda petrolera más grande de los Estados Unidos detrás de ExxonMobil y la mayor compañía de esa nacionalidad con actividad en la industrial local de hidrocarburos, le puso cartel de venta a 13 yacimientos en la Argentina.

La empresa, que aclaró que esa decisión no implica un abandono de sus negocios en el país, espera desprenderse de entre un 10% y un 15% de su producción para concentrar sus inversiones en activos que considera más redituables.

La petrolera no le puso hasta el momento un precio al paquete, sino que escuchará ofertas de los interesados.

Chevron es la tercera productora de petróleo en la Argentina, con casi un 8% de la oferta local, detrás de YPF y Pan American Energy. Su intención es vender nueve concesiones en la Cuenca Austral (abarca Santa Cruz y Tierra del Fuego), y otras cuatro propiedades en la zona de Neuquén. Según los números de septiembre, las propiedades en liquidación producen unos 4.500 barriles diarios de petróleo. Ayer, el crudo WTI, de referencia para la Argentina, cerró a u$s 45,28 –lejos de los u$s 140 que rondó a mediados de año–, por lo que el paquete en venta permitirá al comprador sumar una facturación u$s 6,11 millones mensuales.

Chevron también puso en venta activos con producción de gas por 1,5 millón de metros cúbicos (m3).

“La compañía mantiene firme su compromiso con la industria en la Argentina. Incluso no descartamos aprovechar oportunidades más grandes”, explicaron allegados a la firma. Como prueba, aseguró que no puso en venta el yacimiento El Trapial, en Neuquén, el segundo de mayor producción de crudo en el país, detrás de Cerro Dragón.

“El paquete en venta está compuesto por áreas relativamente secundarias. Vamos a conservar los activos que tienen una escala adecuada”, completaron.

Chevron cedió el mandato para buscar compradores al Scotia Waterous, un desprendimiento del ScotiaBank dedicado a la compra–venta de activos petroleros. La entidad, que comenzó a cursar invitaciones a posibles interesados, es la misma que participó en el proceso de venta de activos de YPF en 2006, por aquel entonces sólo en manos de la española Repsol. En esa oportunidad el Gobierno, a través del ministro de Planificación, Julio De Vido, cargó duro contra la empresa: amenazó por carta con retirarle yacimientos si avanzaba con el proceso y así frenó la operación, valuada en u$s 2.000 millones.

Los candidatos de siempre

En el sector creen que Chevron tendrá mejor suerte, por dos motivos. En primer término, la avanzada sobre Repsol fue la antesala del ingreso a YPF de Enrique Eskenazi, con llegada al ex presidente Néstor Kirchner. En segundo lugar, la firma norteamericana informó con anticipación su decisión tanto a la Casa Rosada como a las gobernaciones.

Conocedores del mercado aseguran que la lista de candidatos está compuesta por firmas con operaciones en el país pero que no ocupan los primeros puestos en producción. Es el caso de las locales Medanito y CGC, y la canadiense Gran Tierra, entre otras. Les plantearán competencia empresas internacionales que hicieron sondeos para entrar al negocio en el país –en el sector aseguran que es mejor ingresar“con algo de facturación”– y empresarios locales que reúnan financiamiento. Antes de la crisis, estaban interesados en el petróleo desde el ex dirigente futbolístico Daniel Lalín hasta Eduardo Eurnekian, titular de AA2000.

Comentá la nota