Petrolera británica inicia este mes la búsqueda de crudo en Malvinas

La decisión provocará otro cruce diplomático, ya que la Argentina rechaza por ilegítimos los permisos otorgados por Gran Bretaña para explorar en aguas de ese territorio
Tras el roce diplomático de principios de enero por una queja de Gran Bretaña a una reciente ley argentina que considera a Malvinas parte del país, en febrero volverán a recalentarse las relaciones entre ambos gobiernos, esta vez por el petróleo que alberga el subsuelo marino en torno a las islas.

Ocurre que la empresa británica Desire Petroleum, una de las cuatro petroleras con autorización del gobierno británico para realizar tareas de exploración en la zona, comenzará este mes con la búsqueda de crudo en el Mar Argentino.

Lo hará una vez que llegue al Mar Argentino la plataforma Ocean Guardian, contratada por la compañía al holding Diamond Drilling. Según el periódico Penguin News, el arribo está previsto para los primeros días, luego de una travesía de varios meses que inició en Escocia a mitad de 2009.

En octubre, Desire Petroleum contrató a la consultora Senergy Limited, especializada en ingeniería de depósitos de hidrocarburos, para calcular el potencial petrolero que rodea a las Malvinas. Según el trabajo, la perspectiva es mayor a 3.000 millones de barriles, número similar a 26 años de producción de YPF y a 11 años de la producción actual argentina, tal como ya informara El Cronista en ediciones anteriores.

La semana pasada, el sitio malvinense.com.ar aseguró que ejecutivos de Desire Petroleum, con el presidente del directorio, Stephen Phipps, a la cabeza, viajaron a Malvinas para mantener encuentros con con autoridades isleñas.

"Quieren tener todo listo para cuando llegue la Ocean Guardian", afirmaron a El Cronista fuentes conocedoras de estos movimientos. También informaron que en enero ya llegó a Malvinas otro remolque especializado en anclaje de plataformas y una tercera nave con 14.000 toneladas de equipos que completan la infraestructura de apoyo a la plataforma.

Según las fuentes, Desire ya definió el programa de perforaciones que se basa en el informe de la consultora Senergy, y está focalizado en las reservas ubicadas sobre la cuenca norte de Malvinas. El objetivo es realizar, como mínimo cuatro perforaciones iniciales una vez que la plataforma esté operativa, lo que se estima ocurrirá durante la primer quincena de febrero.

La empresa además montó una base de operaciones en Puerto Argentino con personal británico y residentes de las islas. También contrató al staff que trabajará en la plataforma. Serán 12 personas que rotarán cada 28 días.

Y de acuerdo al Penguin News, el Ministerio de Defensa británico está proveyendo de la logística para que se pueda llevar a cabo la tarea.

Fuentes oficiales adelantaron que elevarán una nueva queja ante Gran Bretaña, como ya lo viene haciendo el país desde 1986, cuando los británicos avanzaron sobre 200 millas alrededor de las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

"El gobierno protestó y protestará siempre que se pretenda conceder ilegítimamente licencias en áreas de la plataforma continental de soberanía y jurisdicción argentina‘, afirmaron cerca del canciller Jorge Taiana.

Las fuentes recordaron que las actividades de las petroleras involucradas en la extracción de crudo en las islas vienen siendo rechazadas desde 2005.

Comentá la nota