El petróleo sigue en caída y sus precios ya son los más bajos desde 2004

Cerró a US$ 35,35 en Nueva York. En 2009, la OPEP buscará duplicar ese valor.
Los precios del barril de petróleo volvieron a derrumbarse y se ubicaron el 24 (ayer no operaron los mercados por Navidad) a niveles que no se veían desde 2004: cayeron por debajo de 36 dólares en la plaza con más operación, la bolsa Nymex de Nueva York.

Allí el crudo tipo WTI de Texas cerró a 35,35 dólares, 9,3% de baja en una sola rueda. Y en Londres, el barril tipo Brent terminó en 36,61 dólares, también más de 9% de pérdida con respecto al martes. Son valores para entrega en febrero.

Las bajas se suceden día tras día pese a que, una semana atrás, los principales productores de crudo del mundo, los de la OPEP y Rusia, decidieron bombear menos sus pozos para bajar la oferta mundial y así recuperar precios.

Si bien la decisión de reducir en 2,2 millones de barriles diarios la producción regirá a pleno desde el 1° de enero, se esperaba que la señal ayudaría, si no a recuperar valor, a frenar la caída. Pero no ocurrió. La OPEP ha dicho que si esa política es insuficiente, lo cual no descartó, podría seguir recortando la oferta mundial.

A mediano plazo, el cartel busca un precio de 65 a 75 dólares. Pero la recesión en los grandes centros consumidores, como Estados Unidos, Europa o Japón, sigue dando muestras de "buena salud" y hay una fuerte caída en la demanda de hidrocarburos y otras materias primas para la industria, como pasa con el cobre, el mineral de hierro y otros commodities.

De hecho, el índice UBS Bloomberg para Commodities, que abarca minerales y cereales, cayó 1,5 % esta semana.

El que más está subiendo es el oro, como refugio de inversores. Para febrero, el precio subió a 848 dólares la onza, 1,2% de aumento con respecto al cierre anterior.

Un año atrás el barril de petróleo cotizaba en torno a los 100 dólares y en julio de este año había llegado a un pico de más de 147 dólares, aunque ahí había un ingrediente especulativo muy alto, según todos los analistas.

Con la baja actual del petróleo, en EE.UU., el mayor consumidor mundial, se recompusieron los stocks de combustibles a registros más altos que los previstos.

Según el Departamento de Energía, los inventarios de nafta y derivados subieron 3,34 millones de barriles hasta 207,3 millones la semana pasada.

"Los precios del crudo seguirán su espiral a la baja hasta fin de año", estimó John Kilduff, vicepresidente del fondo de riesgo MF Global Inc. en New York. "Las mayores reservas de gasolina pondrán más presión al mercado", agregó.

"Probablemente veamos un rango de precios de entre 30 y 35 dólares antes de que termine el 2008", dijo Kilduff. "Pero podemos esperar que los precios reboten el año próximo", añadió.

¿Qué podría pasar en 2009?

La OPEP busca un precio del doble del actual como piso por lo siguiente: el superávit fiscal de Bahrein puede borrarse si el crudo tipo Brent -tomado como referencia en el mercado europeo- cotiza a un promedio de menos de 74 dólares por barril el año próximo.

Arabia Saudita, que cuenta con las mayores reservas del mundo, caería en un déficit con precios del crudo inferiores a 50 dólares y Kuwait a 42 dólares.

De llegar el petróleo a 31 dólares -apenas 4 dólares menos que la cotización actual-, el superávit de Abu Dhabi, cabecera de Emiratos Arabes Unidos y sede del mayor fondo de riqueza soberana del mundo, también podría desaparecer, según la calificadora de riesgo Fitch Ratings.

Otros países como Venezuela o Ecuador también verían resentir sus economías.

Comentá la nota