Petróleo: Oil va por el pozo, Repsol aún no

La primera empresa confirmó que pasa a la segunda etapa; la segunda, sigue analizando.
Con una nueva inversión de 3,5 millones de dólares, la empresa Oil M&S, que busca hidrocarburos en el área Jáchal, confirmó ayer que pasará a la segunda etapa exploratoria, de dos años, que incluye la perforación de un nuevo pozo. Mientras que la firma Repsol, que busca en el área Tamberías -en Calingasta-, aún no ha comunicado a la provincia si sigue explorando y según dijo el director de Recursos Energéticos, Antonio Soler, tienen tiempo hasta marzo para definir si pasan a la segunda etapa o no.

Raúl Chicala, gerente técnico de Oil, dijo ayer que "ya está confirmada la segunda etapa exploratoria y hoy o mañana mandamos nota a San Juan con los avales. Este segundo período significa más inversión porque incluye la realización de un nuevo pozo exploratorio".

Oil, la firma de Cristóbal López -muy cercano al matrimonio K-, tomó esta decisión después de algunos buenos indicios: Primero, en el 2007, encontró 60 litros de petróleo de muy buena calidad en un viejo pozo de Bermejo; después encontraron un microorganismo que se alimenta de gas butano, lo que revela la existencia de petróleo. Sólo falta definir dónde está y si hay cantidad suficiente como para que su explotación sea rentable.

Hace 3 días la empresa terminó de realizar la sísmica 2D, el estudio que dará las claves sobre dónde deberían realizar el nuevo pozo. Pero para saberlo pasarán unos 4 o 5 meses más durante los cuales se interpretarán y analizarán los resultados obtenidos en la sísmica. "Estamos muy ansiosos, pero hay que esperar", dijo Chicala.

Chicala explicó que durante la primer etapa, que se inició en el 2006, debían invertir 2,2 millones de dólares y terminaron invirtiendo 5 millones de dólares.

Tamberías

Aunque la firma Repsol YPF comenzó a explorar en Calingasta 8 meses después que Oil, adelantó sus tareas de sísmica 2D y 3D, las que terminaron en febrero de este año. Desde entonces se encuentran analizando sus resultados. Soler dijo que en marzo del 2010 vence el primer período exploratorio, y que antes de eso la firma debe confirmar si pasa a la segunda etapa o no.

"Ellos aún no han tomado la decisión de pasar al segundo período, pasar a esa etapa obliga la realización de un nuevo pozo y una inversión importante y para que eso ocurra deben tener muy buenos indicios", explicó Soler. Agregó que es mucho lo que tienen que analizar, interpretando los resultados de sísmica y correlacionando distintos informes de otras tareas anteriores con los estudios de superficie, en un área muy grande de casi 4.000 km2.

El funcionario contó que la empresa realizó una presentación de esos estudios en Buenos Aires y "aún no hay resultados rimbombantes. Hay indicios buenos y malos pero no hay nada categórico y si muchas expectativas", señaló.

El dato positivo es que los técnicos encontraron una posible estructura en la tierra que puede llegar a contener hidrocarburos, ahora están analizando si esa estructura tiene o no petróleo o gas y si es suficientemente grande.

"La exploración de petróleo siempre es una tarea lenta, lo bueno es que si por diversos motivos la empresa decide no seguir explorando, todos los nuevos datos obtenidos quedan para la provincia, por si otra empresa quiere acceder a esa área", dijo Soler.

Comentá la nota