Gas y petróleo en Neuquén, sólo para 6,6 años

Así es el horizonte con el que comenzó este año la actividad hidrocarburífera en la provincia. Si no hay nuevos descubrimientos, los programas Gas Plus y Petróleo Plus sólo servirán para incrementar la extracción.
La madurez de los yacimientos neuquinos y la necesidad de avanzar en un agresivo plan de exploraciones que permita revertir la preocupante tendencia quedó nuevamente al descubierto al conocerse los últimos datos con los que cuenta la Secretaría de Energía sobre el nivel de hidrocarburos a nivel nacional.

Al 1 de enero de este año, las reservas comprobadas de petróleo en Neuquén sumaban 9,146 millones de metros cúbicos, con un descenso del 0,7 por ciento si se las compara con igual período del año anterior.

La situación en cuanto al gas es más que alarmante. El volumen de reservas comprobadas asciende a 175,40 mil millones de metros cúbicos, con un desplome del 5 por ciento menos en relación a las 184,63 mil millones de metros cúbicos contabilizados al 1° de enero del 2007.

Se entiende por reservas comprobadas a los volúmenes de hidrocarburos recuperables de un yacimiento, de una cuenca, de una provincia o de un país con tecnología disponible y las condiciones económicas actuales.

Las cifras, más allá de lo preocupante en cuanto a los porcentajes cobran mayor valor si se los analiza con los niveles de extracción para poder determinar el horizonte de producción.

Durante el 2007, la producción de petróleo alcanzó en Neuquén los 9,53 millones de metros cúbicos, por lo que manteniendo ese ritmo y sin incorporar nuevos yacimientos ni mejora en los precios ni tecnología, el horizonte de las reservas de crudo se extiende apenas a 6,6 años.

La situación con el gas no escapa tampoco a esta situación. La producción en la provincia alcanzó en el 2007 los 26.470 millones de metros cúbicos, por lo que manteniéndose las condiciones, el horizonte se extienden tan sólo y coincidentemente a 6,6 años.

La situación tiene un lado optimista sólo para el petróleo cuando se analizan las reservas probables, que son aquellas cuya presencia en una zona determinada están claramente demostradas pero que las condiciones técnicas y económicas actuales impiden extraerlas, ya sea por el alto costo de extracción o por la poca fluidez de los hidrocarburos. Para el crudo, se contabilizaron 34,15 millones de metros cúbicos, con un alza con respeto al año anterior del 12 por ciento. Con el gas natural, no se corre la misma suerte. Las reservas probables treparon a 71.029 millones de metros cúbicos, con una baja en tan sólo un año del 15,4 por ciento.

Las nuevas programas lanzados por el gobierno nacional para mejorar los precios de mercado de los hidrocarburos, ya sea a través del Petróleo Plus o del Gas Plus, permitirán en gran medida llevar las reservas hoy catalogadas como probables a comprobadas, mejorando así también la cartera de activos de las empresas petroleras.

Comentá la nota