El petróleo no distingue partidos

"La exploración petrolera en aguas de soberanía argentina afecta nuestros intereses y vamos a defender por todos los medios diplomáticos nuestros derechos. La Argentina siempre persistirá en su reclamo pacífico y en la defensa de sus derechos e intereses."
El canciller Jorge Taiana ratificó ayer que el Gobierno insistirá en su reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas y, puntualmente, que intensificará su queja por la inminente llegada al Mar Argentino, al norte del archipiélago, de un buque que iniciará tareas de exploración petrolera. Se trata de la plataforma Ocean Guardian, de la compañía británica Desire Petroleum. El anuncio del arribo del barco de bandera británica generó preocupación en buena parte de la dirigencia política. Ayer salieron a pronunciarse la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, quien lo consideró "un hecho grave", y los diputados Ricardo Alfonsín (UCR) y Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), que expresaron su "enérgico" repudio.

Ríos no podía dejar de sumar su voz al nuevo cortocircuito diplomático que ha generado la inminente llegada del buque petrolero. "Inglaterra no debe avanzar con la exploración de hidrocarburos en territorio argentino. Este es un hecho grave que ataca nuestra soberanía y además constituye una apropiación de recursos no renovables que son nuestros", dijo la mandataria fueguina. Además, hizo trascender que instruyó a la subsecretaria de Relaciones Internacionales de su provincia, Carolina Lavori, para que "mantenga contacto permanente con Cancillería" a fin de seguir de cerca el accionar diplomático del Gobierno. La gobernadora también informó que Tierra del Fuego respaldaba la protesta formal que Taiana presentó esta semana ante los representantes británicos.

La intención de Londres, según lo ha reconocido el primer ministro Gordon Brown, es iniciar las tareas de exploración al norte de las Malvinas. Las aguas en las que se pretende establecer el buque Ocean Guardian forman parte de la plataforma continental argentina. La confirmación de que la compañía De-sire Petroleum avanzará con su proyecto está generando reacciones entre todos los sectores políticos. Alfonsín hizo circular un comunicado para expresar su repudio al avance británico. Vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, Alfonsín advirtió que la explotación de hidrocarburos "agravia la soberanía y el derecho internacional" y "perjudica económicamente" a la Argentina.

En un tono bastante más duro, Solanas exhortó a "toda la dirigencia argentina" a defender la soberanía sobre los recursos naturales. También consideró que el nuevo cortocircuito demostraba que la política bilateral para con Londres había resultado "un fracaso". "El Gobierno debe tener una acción más enérgica frente a este nuevo atropello impune y debe revisar su política hacia Gran Bretaña", cargó el jefe del bloque de Proyecto Sur.

Comentá la nota