El petróleo barato perjudica a Mendoza

Del 100% de los fondos que llegan por este concepto desde la Nación (en el 2008 rondaron los $600 millones), el Estado provincial se queda con el 88% (considerando la cifra anterior, aproximadamente $528 millones).
Con el barril de petróleo apenas por encima de los 37 dólares, Mendoza pasó de reclamarle más dinero por regalías a la Nación a correr el riesgo de recibir aún menos de lo actual, si el gobierno de Cristina Fernández recurre a una resolución del Ministerio de Economía para barajar y dar de nuevo en la distribución de estos recursos.

Si esto sucediera –aún el Gobierno provincial no tiene confirmación al respecto– Mendoza y las otras provincias productoras de petróleo verían disminuido el flujo de recursos, y como consecuencia también los seis departamentos mendocinos de los cuales se extrae el líquido.

De esas comunas la más perjudicada sería justamente la del gobernador, Celso Jaque: Malargüe, porque se queda con el 56,58% del total de regalías petroleras que se reparte entre los municipios. Le siguen Luján (12,69%), Rivadavia (11,37%), San Carlos (11,20%), Tupungato (5,33%), San Rafael (1,89%) y Maipú (0,93%).

Del 100% de los fondos que llegan por este concepto desde la Nación (en el 2008 rondaron los $600 millones), el Estado provincial se queda con el 88% (considerando la cifra anterior, aproximadamente $528 millones) y los 6 departamentos con el 12% restante ($72 millones, el año pasado).

Generando el 16% del total de la producción en Argentina, Mendoza está entre las cuatro provincias con mayor producción petrolera. Las primeras en el ranking son Chubut (26%), Neuquén (25%) y Santa Cruz (18%). Estas, junto a La Pampa, Salta y Tierra del Fuego integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi).

Las posibilidades de ganancia de estas provincias ha variado tanto como el precio del petróleo desde julio hasta ahora. A mediados de 2008 el barril de West Texas Intermediate (WTI), negociado en Nueva York, alcanzó un pico máximo de145 dólares y Mendoza –como otras provincias–hizo una serie de presentaciones ante el Gobierno nacional para cambiar la distribución de los recursos por regalías.

Los motivos fueron tres: la torta de dinero a repartir aumentaba considerablemente; según la normativa vigente la Nación le liquida a la Provincia considerando el barril a 42 dólares, quedándose con el resto sea cual sea el precio real; y en enero de 2008 la Subsecretaría de Combustibles nacional (por entonces en manos del cobista Alejandro Rodríguez) emitió una resolución estableciendo que si el barril superaba los 95 dólares “se analizaría el resarcimiento a las provincias que correspondiere”.

Esto no fue taxativo y que las cosas cambiaran siguió atado a la voluntad del gobierno central. De todas formas Mendoza tenía esperanzas. Lo negativo es que el petróleo no siguió aumentando sino todo lo contrario. En consecuencia, los reclamos a la Nación se congelaron y ahora se presenta un panorama menos alentador.

Según otra resolución dictada en noviembre de 2007 por el Ministerio de Economía de la Nación (la 394/07), "en caso de que el precio internacional del barril llegue a ser inferior a los 45 dólares se procederá a determinar los nuevos porcentajes a aplicar en un plazo de 90 días hábiles".

Estamos en ese período desde hace unos 20 días y eso preocupa al Ejecutivo provincial, al tiempo que también desarticula todos los proyectos que hay en Mendoza para modificar el sistema de distribución de regalías entre los departamentos.

Por otro lado, esto sucede cuando la producción sigue cayendo. En el '98 hubo un récord de producción con 49 millones de metros cúbicos, mientras que en el 2008 fue de 36 millones de metros cúbicos.

1

Comentá la nota