El petróleo bajó 53,5% en el año, pero las naftas locales subieron 15%

El petróleo bajó 53,5% en el año, pero las naftas locales subieron 15%
Los combustibles aumentaron 15 por ciento promedio entre enero de 2008 y enero de 2009, con picos de hasta 24,6 por ciento en el caso de la nafta súper, según un relevamiento realizado por La Voz del Interior en 10 estaciones de servicio de esta ciudad. La suba no copia el movimiento del precio del petróleo que, en igual período, tuvo una baja de 53,5 por ciento.

Actualmente, la nafta Premium cuesta 3,545 pesos promedio, –23,4 por ciento más que un año atrás– y alcanza los casi 3,70 en algunas estaciones, mientras que la súper cotiza a 3,006 pesos el litro, con un precio máximo de 3,099 pesos.

El gasoil aumentó 10,23 por ciento y ahora cuesta 2,443 pesos, frente a los 2,216 de un año atrás. El GNC, por su parte, exhibe la menor suba –de dos por ciento– e incluso en algunas estaciones se encuentra por debajo del precio del año pasado, cerca de los 77 centavos. Los empresarios explican que “es por una cuestión de competitividad y por la caída en las ventas”.

La variación de precios se registra en medio de un conflicto entre las compañías, el Gobierno y los dueños de los negocios por lo que entienden deja “poco margen de rentabilidad”. Las estaciones de servicio integran un sector autodeclarado en crisis que, según sus números, cuenta el cierre de más de 2.500 boca de expendio en los últimos dos años.

En ese escenario, y un día después de que el ministro de Planificación Julio De Vido negara públicamente la posibilidad de aplicar aumentos en el precio de los combustibles para destrabar el conflicto, YPF, la petrolera de Repsol y la familia Eskenazi, informó a algunas de sus bocas que les otorgará una suba en el porcentaje de venta que queda para las estaciones –hoy ronda el siete por ciento promedio y llegará a poco menos de ocho por ciento– en aquellos casos en que vendan menos de 300 mil litros por mes.

La medida no es suficiente para los estacioneros que estudian realizar un nuevo paro si su reclamo no es atendido.

Comentá la nota