El petróleo acumula pérdida de 20,6% en 2009

El petróleo acumula pérdida de 20,6% en 2009
Los precios del petróleo siguieron cayendo en Nueva York, en un mercado que integra las malas noticias económicas y ve las reservas crecer sin cesar en Estados Unidos.
En la New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de WTI (West Texas Intermediate, el "light sweet crude" negociado en Estados Unidos) para entrega en febrero terminó a 35,40 dólares, en baja de 1,88 dólares con relación a su cotización de cierre del miércoles.

"Las noticias económicas siguen siendo terribles", constató Ellis Eckland, analista independiente. Los indicadores publicados en Estados Unidos volvieron a mostrar que el mercado de empleo sigue en muy mal estado y que la actividad industrial sigue retrocediendo.

Por otra parte, el mercado sigue reaccionando al informe semanal del Departamento de Energía de Estados Unidos, que mostró el miércoles una nueva subida de las reservas.

"Las reservas en el mundo se acumulan en invierno, pese a la demanda relacionada con el intenso frío y al conflicto por gas en Ucrania", indicó Ellis Eckland.

"Cuando se aproxima la primavera, cuando la demanda es menor, el mercado teme que las capacidades de almacenamiento no sean suficientes", añadió el analista.

Las reservas en Cushing (Oklahoma) alcanzaron un nuevo récord: 33 millones de barriles se acumulan en el principal terminal petrolero norteamericano, que sirve como referencia a los contratos del mercado neoyorquino.

Esto pone una presión "no natural" sobre los contratos estadounidenses, especialmente aquellos para entrega en febrero, que serán la referencia dentro de algunos días.

Además, hay una diferencia importante entre los precios del WTI negociado en Nueva York y los precios del resto del mundo, que resisten mejor.

También hay una diferencia notable con los contratos neoyorquinos con vencimiento más distante -el contrato para entrega en marzo cerró a 43,54 dólares, el de febrero de 2010, en 59,85 dólares- lo que estimula a los inversores a acumular para beneficiarse con una esperada subida de los precios.

Comentá la nota