Petitti se concursó y sólo reconoce una deuda de $130.000

(General Pico) - La diputada piquense habría declarado un pasivo cercano a los 130 mil pesos. Acumula decenas de cheques sin fondo por casi medio millón de pesos y enfrenta una investigación por su declaración jurada.
La diputada provincial Silvia Petitti, del bloque unipersonal Radicalismo Independiente, eligió el camino de concurso de acreedores para blanquear sus deudas. Ayer el abogado piquense, Emil Marcos Koncurat, realizó la presentación judicial que, por sorteo, recayó en el Juzgado Civil 2 a cargo de la magistrada Claudia Guazzaroni.

La legisladora que emitió más de un centenar de cheques sin fondos, habría declarado un pasivo de solamente 129 mil pesos, a pesar que en la intimidad habría asegurado que sus deudas superaban el millón de pesos y los valores entregados alcanzan los 500 mil pesos.

Hace pocos días y en una entrevista realizada por LA ARENA, Petitti había dejado entrever la posibilidad de presentarse en concurso, una figura legal que ella calificó como "interesante".

Una fuente judicial afirmó que la jueza Guazzaroni abrió ayer el concurso de acreedores y el miércoles 28 de enero sería sorteado el síndico para actuar en el caso. "Los créditos deben tener causa legítima, estar bien documentada la deuda y respaldar cada reclamo", explicó la fuente.

El paso dado por la legisladora radical, junto al abogado que la representa, puede dejar fuera de juego a todos aquellos acreedores que por el circuito informal le prestaron auxilio financiero, tal cual lo reconoció Silvia Petitti. Al parecer, la deuda con prestamistas alcanzaría en Eduardo Castex una suma cercana a los 500 mil pesos y en General Pico 360 mil más.

Desmanejo.

El descalabro financiero, según la legisladora, lo atribuyó al incendio de la fábrica que manejaba su esposo, hecho ocurrido hace casi una década. Sin embargo, son pocos los que creen esa justificación e imputan la situación al desmanejo familiar que terminó por hundir a Petitti en la sombra del endeudamiento. En el camino hizo pagar un alto costo político al partido radical que al principio la protegió y ahora le soltó la mano.

Allegados confirmaron que la diputada vendió una casa quinta y otro inmueble cercano para afrontar las deudas y que el dinero es administrado por el estudio de abogacía contratado por Petitti.

¿Cuál es el monto de la deuda?, le preguntó LA ARENA a Petitti el 13 de enero. "No te puedo decir el importe. Yo he estado pagando desde hace mucho tiempo. Ultimamente era insostenible. La cesación de pago comenzó el 19 de noviembre en forma voluntaria, para darle un corte en forma definitiva. De lo que estoy tranquila es que no robé ningún dinero público. Me endeudé con lo mío y vendí todo para poder pagar", respondió ese día.

Al parecer, y a pesar de esta afirmación, la legisladora habría comprado al inicio de 2009 una camioneta para regarle al marido, Marcelo Zampieri y luego cambió su auto por un modelo cero kilómetro. Una de las hijas que estudia en Buenos Aires trabaja como personal transitorio en la Cámara de Diputados de la Nación, afectada al despacho de Daniel Kroneberger.

Facturas.

El pedido de concurso de acreedores es una alternativa previa a la declaración de quiebra. De este modo, con la intervención de la Justicia, la diputada reunirá a sus acreedores y les ofrecerá una forma de pagar sus deudas. Si esa instancia fracasa, el paso posterior es la declaración de quiebra y el remate de los bienes existentes para cubrir las deudas reclamadas, siempre ante la Justicia. La duda se plantea en cómo algunas personas que cedieron dinero a la legisladora podrán documentar la deuda. Además, la diputada deberá explicar al juzgado por qué llegó al incumplimiento de sus obligaciones

Con el pedido de concurso, Petitti abre dos frentes de conflicto, ya que existe una investigación penal por la presunta omisión maliciosa en la declaración jurada de bienes y se espera por la actuación de los fiscales. El representante legal de la legisladora, Emil Koncurat confirmó la presentación judicial y afirmó que se intentó llegar a un acuerdo con los acreedores por vía extra judicial pero por las "diferentes posturas", no prosperó la iniciativa. Asimismo, no quiso referirse a la conformación del pasivo, es decir, al modo en que se llegó a esos 129 mil pesos.

Cambio de juez

El concurso de acreedores al que recurrió la diputada radical Silvia Petitti, y que recayó por sorteo en el Juzgado en lo Civil 2, seguramente seguirá su curso a partir del mes de febrero en manos del actual secretario del Juzgado Civil uno, el abogado Rodolfo Fabián Rodríguez. El letrado, en principio juraría como nuevo juez el día 6 de febrero, en reemplazo de la magistrada sustituta Claudia Guazzaroni. Así lo afirmó ayer una fuente judicial al referirse a los próximos pasos que dará el expediente

Comentá la nota