Petitti admite que mantiene deudas con usureros

A confesión de parte relevo de pruebas. La propia legisladora confirmó que le prestaban dinero por fuera del circuito legal. La usura es un delito castigado por el Código Penal.
Silvia Petitti, confirmó la decisión de formar un bloque unipersonal. Dijo que desde la Línea Blanca, a la cual pertenece la desplazaron y le pidieron que la mejor salida era formar un bloque unipersonal. Criticó duramente a Juan Carlos Marino por la decisión y dijo que el dirigente "ahora intenta desmentirlo". Sostuvo que otras líneas del radicalismo la apoyaban y también sus colegas peronistas.

-¿Está confirmado lo del bloque unipersonal?

-Si. En la tarde del día martes se lo comuniqué al vicegobernador de la provincia, Alberto Campo.

-¿Cómo surge esa alternativa?

-El día lunes se reúnen sin comunicarme los integrantes de la lista Blanca a la cual pertenezco. Sin comunicarme deciden, a pesar de que Juan Carlos Marino lo desmiente, que la mejor estrategia política a seguir es que yo haga un bloque aparte y esa es la decisión que he tomado.

-¿Nunca se manejó otra opción?

-En primera instancia con la reticencia de algunas diputados el partido salió con una nota de apoyo que fue en los primeros días cuando explotó todo el tema. Posteriormente el trámite siguió su curso y vendí todas mis propiedades para pagar la deuda. Al parecer todo esto no fue suficiente para mi partido que no soportó la presión de los medios por lo cual consideraron que mi figura ensuciaba al bloque y me tuve que ir.

-¿Todo el bloque radical le dio la espalda?

-No. Hay gente que me ha respaldado y principalmente los de otras líneas del radicalismo, a las cuales les parece una barbaridad la decisión que tomó la línea Blanca. Ahora resulta que los ofendidos son ellos. Mi postura fue siempre no renunciar a la banca. Considero que no tengo nada que ocultar. Lo mío es personal, vendí todo y mi abogado está tratando de solucionar las deudas. Esto requiere de un proceso y no se resuelve de un día para otro.

-¿El vicegobernador avaló esta decisión?

-En general mis colegas peronistas han estado muy al tanto de la situación y me han acompañado mucho desde la palabra. Por ahí, sentí un gran vacío por parte de mi partido, pero son las reglas del juego. Yo voy a cumplir mi mandato, voy a seguir siendo radical y voy a seguir peleando por Pico desde mi nueva banca.

-¿Es cierto que vendieron todo?

-Todo, absolutamente todo. Lo vendimos todo antes de que explotara el tema. Vendí mi casa y otra propiedad grande que tenía.

-¿Cuál es el monto de la deuda?

-No le puedo decir el importe. Yo he estado pagando desde hace mucho tiempo. Ultimamente era insostenible. La cesación de pagos comenzó el 19 de noviembre en forma voluntaria, para darle un corte en forma definitiva. De lo que estoy tranquila es que no robé ningún dinero público. Me endeudé con lo mío y vendí todo para poder pagar.

-¿Qué hay de cierto de aquellos comerciantes locales que indican que le prestaron dinero y no se los devolvió?

-No sé de donde sacan esas cosas. No pude atar cabos de qué se trata.

-¿Nunca le pidió plata a gente que no fuera prestamista?

-Nunca. Yo trabajaba, lamentablemente, con la gente que está dentro del circuito financiero en negro (prestamistas). Con la gente de General Pico, no he tenido problemas. El sistema es muy perverso y sucio. No se lo deseo a nadie.

-¿Intuía que esto podía terminar de esta manera?

-Nunca. Yo les dije: Estoy vendiendo todas mis propiedades por lo cual necesita parar todo. Alcáncenme todos los valores porque estoy dispuesta a pagarlos a todos. Esto no se dio, la gente siguió metiendo los cheques y es lo que salió a la luz. Los hemos convocado tres o cuatro veces, algunos han ido y otros no fueron nunca. Obviamente que me estoy refiriendo a los prestamistas, porque en el circuito normal no tengo deudas y las que tenía fueron pagadas.

-¿Qué hay de cierto de que estaría manejando la posibilidad de presentarse a concurso de acreedores?

-Es una figura legal interesante, que puede llegar a facilitar la situación. Pero la gente que está por fuera del circuito legal no podría cobrar. Se verá. Existe la posibilidad pero estamos agotando todas las instancias previas para que la gente pueda cobrar, pero están en proceso y como consecuencia en vías de buscar soluciones.

-¿Nadie intentó ayudarla?

-Cuando sos deudora en el circuito negro pasás a ser una leprosa. No culpo a nadie, pero es la realidad. Intenté hacer las cosas lo mejor posible, vendí todo para pagar y ser honesta y me salió mal.

Alejada de los "blancos" se acerca a la lista "celeste"

Ya tenía su economía descontrolada al momento de ser candidata. Una de sus hijas trabaja con el legislador nacional Daniel Kroneberger. Luis Campo la apoyó y hoy se reúne con Antonio Berongharay.

Como si se tratara de una novela de verano, el caso Petitti mostró nuevos capítulos, pero con antiguos protagonistas políticos. La cuestionada legisladora resolvió formar un bloque unipersonal, lo que le permitirá seguir cobrando su dieta y sostener una estructura de colaboradores.

Silvia Petitti llegó a integrar la lista de legisladores provinciales del Frepam de la mano del diputado nacional Daniel Kroneberger. El hombre de Colonia Barón fue su acérrimo defensor en todos los cónclaves previos y esa fidelidad le posibilitó a Petitti alcanzar un lugar de privilegio en la lista de aspirantes a una banca. Esa cercanía con Kroneberger le garantizó trabajo también a una de sus hijas, Ana Clara, nombrada como integrante de la planta transitoria de la Cámara de Diputados de la Nación, con la categoría 14, y afectada al despacho del legislador pampeano.

Una mala costumbre.

Así impusieron los "blancos" el nombre de una mujer que ya era cuestionada. A las pocas semanas de conocida su nominación, al menos cuatro maestras piquenses se quejaron por la inclusión. Sus cuestionamientos se basaban en que Petitti les había pedido gestionar préstamos en el Instituto de Seguridad Social, pero una vez gastado el dinero no les pagó a sus compañeras de trabajo las cuotas de los créditos. Aunque semejantes reclamos llegaron a sus oídos, los "blancos" parecieron no escucharlos, aseguró ayer una fuente partidaria.

El complejo manejo económico de la legisladora se agravó, al parecer, por una deuda de alrededor de 20 mil pesos que mantenía con una empresa de productos cosméticos que ella vendía a sus pares de la docencia. Sin embargo, en pleno endeudamiento no se privó de hacer un costoso regalo: una camioneta para su marido, Marcelo Zampieri.

Zampieri también estuvo a punto de incursionar en política. Su nombre era fija para encabezar la lista de concejales del Movimiento por la Identidad de Pico, que propicia como intendente a Hugo Ferrari. Cuando su postulación era un hecho, el radicalismo, a través de Kroneberger intercedió ante Petitti para señalarle que si su marido era candidato no podría serlo ella. La docente no dudó y bajó de la lista a su compañero.

Campo aconseja.

Mientras el monto de las deudas se incrementaba, la legisladora atribuyó el descalabro al circuito financiero informal al que acudió en busca de dinero fresco. Mientras tanto, cambió su automóvil por uno más moderno y se mudó a un departamento alquilado en el centro de General Pico, con un costo superior a los dos mil pesos por mes, porque su familia decidió vender una casa y un galpón para afrontar las deudas que no paraban de crecer.

En el medio del conflicto político y las idas y vueltas de la diputada, el vicegobernador, Luis Campo, salió a minimizar el tema y hacer público su apoyo a la familia de Petitti. Rápido de reflejos, el presidente de la Legislatura eludió profundizar sobre el origen de la deuda, habló en tono nostálgico sobre la familia piquense y arropó políticamente a la legisladora. Más aún, LA ARENA pudo establecer que al menos dos veces el vicegobernador mantuvo largas charlas con Marcelo Zampieri para aconsejrlo sobre la mejor manera de encarar la situación. Por eso, se especulaba que detrás de la decisión de Petitti de apartarse del bloque, podría estar el oportunismo del ex intendente de General Pico quien de esta manera encontró una inmejorable manera de al Frepam, con vistas a la legislativas de este año.

El justicialista no fue el único que se movió rápido. Otro antiguo dirigente de la provincia, pero de origen radical, Antonio Berongharay brindó su apoyo a Petitti y espera sumarla para su línea "celeste". Está previsto que hoy, después de la reunión que sostendrá con los dirigentes de su propia línea interna, la endeudada diputada se encuentre con el líder y fundador de la Celeste en su domicilio particular.

Lapiceras.

Ahora los cuestionamientos al comportamiento de Petitti surgen incluso de su círculo más cercano y de aquellos que se entusiasmaron con su candidatura. Creen que escondió información sobre la situación con los acreedores con el solo propósito de aferrarse a la banca, agregan las fuentes partidarias. Las mismas fuentes no olvidan que, a poco de finalizar el año 2008, la legisladora le regaló a cada diputado de su bloque una costosa lapicera. A la manera de un Papá Noel, pero con bolsas cargadas de deudas y desaguisados políticos, desafortunados regalos que ahora salpican al conjunto de legisladores del Frepam.

Comité Provincia de la UCR trata desafiliación de Petitti

Aunque no mencionó la palabra "mentira", Mauro Pildain le dijo a LA ARENA que la diputada piquense trazó hace un mes un panorama distinto sobre sus deudas y la posibilidad de cumplir con esos compromisos. "La realidad marcó otra cosa", expresó el presidente de la UCR pampeana.

La primera pregunta a Pildain fue por qué el radicalismo había respaldado a Petitti, a poco de conocerse si situación irregular con los cheques sin fondos. "La idea era que la situación generada por sus deudas se resolviera. Algo que, nos dijo, iba a ocurrir porque cumpliría con todos los compromisos".

"En ese momento, lo que se decidió fue darle tiempo para que arreglara su situación, pero la realidad fue cambiando día a día; empezamos a tener más información (sobre la deuda de Petitti con prestamistas), no obstante lo cual seguimos creyendo, sinceramente, que iba a solucionar el problema. Si no era así, nuestra posición era que debía dar un paso al costado (renunciar a la banca legislativa)".

El titular de la UCR pampeana remarcó que el tema en cuestión "es inédito" y que "no es fácil hacer un análisis lineal".

Con el paso de las semanas se fue conociendo que el número de cheques sin fondos extendidos por la diputada era mayor. "La realidad marcó otra cosa, la situación se hizo más compleja de lo que se creía y de lo que originalmente se había previsto, que (Petitti) no podía cumplir".

-¿Por qué los dirigentes de la línea Blanca, a la que pertenecía Petitti, le sugirieron que formara un bloque aparte al del Frepam?

-Ella nunca aceptó el pedido de que debía renunciar y ante esa postura inflexible, se prefirió sugerirle lo del bloque unipersonal, porque el resto de los legisladores del Frepam no podían compartir el mismo espacio con ella.

-¿Se prefirió lo del bloque aparte a que la reemplazara una dirigente del Fregen?

-No, porque ella no aceptó renunciar.

-¿Petitti les mintió al decirles en un primer momento que iba a solucionar lo de la deuda?

-Es todo muy complejo, no puedo afirmarlo, sí que había una realidad distinta a la que conocemos ahora, lo que nos llevó a pensar algo que finalmente no ocurrió.

Desafiliación.

Pildain estuvo ayer durante toda la mañana en el Comité Provincia de la UCR. Por su oficina pasaron dirigentes de varios sectores internos partidarios y legisladores provinciales, con quienes pasó revista al caso de la diputada piquense que el miércoles decidió separarse de la bancada frepamista.

-¿Fue imposible evitar todo esto?

-En la medida que fuimos conociendo más cosas (sobre las obligaciones impagas de Petitti), no quedó otra alternativa.

-¿La legisladora será desafiliada de la UCR?

-Eso se va a tratar en una próxima reunión del Comité Provincia. Quiero que se haga lo más pronto posible, pero el obstáculo es que estamos en enero y hay muchas autoridades que están de vacaciones.

-¿Podrá denominarse "UCR" el bloque unipersonal de Petitti?

-No, eso es imposible, porque es la sigla del partido Unión Cívica Radical que forma parte del Frepam.

-¿Como presidente del radicalismo pampeano, habló del caso de la diputada con la dirigencia de los otros partidos del Frepam?

-No. Como lo dijimos en el comunicado (cuando las autoridades radicales salieron a respaldar a Petitti), ésta era una cuestión que le correspondía resolver al radicalismo.

-¿Qué costo político le dejará todo esto a la UCR?

-No sé, llevo poco más de un mes como presidente del Comité Provincia y no pienso tomarme vacaciones; me dedicaré a recorrer la provincia y visitar las localidades donde faltan conformar los comités locales para lo cual se ha llamado a elecciones complementarias.

Comentá la nota