Pessi: "Que no dilaten aún más los plazos"

El diputado provincial por el FrePam Carlos Pessi salió a pedir un urgente tratamiento de la Ley de Promoción Económica en la provincia. "Nos preocupa fundamentalmente que no se dilaten aún más los plazos, ya que el gobernador prometió esta ley en marzo del 2008", indicó el legislador. Y destacó que la nueva norma "debe tener un tratamiento similar al que tuvo la Ley de Educación".
Las declaraciones de Pessi se conocen en virtud de haber trascendido en los últimos días que el Ministerio de la Producción le remitió un anteproyecto de ley al gobernador Oscar Mario Jorge para su posterior ingreso a la Cámara de Diputados.

La Ley de Promoción Económica es un tema en el que el FrePam viene trabajando desde hace varios meses. "Hay que aprovechar al máximo las oportunidades de desarrollo de la provincia", indicó Pessi en un documento que lleva su firma pero que nuclea la postura del partido.

Clave

"En el FrePam esperamos con sumo interés el envío del proyecto de Ley de Promoción Económica que está elaborando el Poder Ejecutivo, para debatirla, enriquecerla y aportar a la búsqueda de coincidencias en la comunidad sobre el perfil productivo y las pautas de desarrollo para La Pampa en los próximos años. Ya tenemos un anteproyecto elaborado cuyas ideas centrales expondremos en el debate, y aportaremos todas las ideas que puedan ser útiles en la Legislatura", destacó.

"La Ley de Promoción Económica debe tener un tratamiento similar al que tuvo la Ley de Educación, es decir, escuchar y permitir la participación de todos los sectores implicados, y también de las distintas regiones geográficas que recibirán el impacto de esta ley en los próximos años", añadió.

Pessi insistió en que "una Ley de Promoción Económica es clave para definir el perfil productivo de la provincia, para determinar el desarrollo futuro de las distintas regiones de La Pampa, y puede ser vital para asegurar la supervivencia de muchas localidades del interior provincial, que vemos con enorme preocupación que se van achicando y tienden a desaparecer en muchos casos".

También hizo referencia a las declaraciones del intendente de Ataliva Roca, el vernista Martín Borthiry, del viernes de la semana pasada. "Parecen apuntar a una zonificación de la provincia, esto nos parece muy interesante, pero evidentemente requiere una serie de decisiones que marcarán quizá el destino de muchas comunidades, y por lo tanto merecen un profundo análisis y evaluación de sus consecuencias", subrayó en el escrito.

Debate

"Los distintos sectores de la producción, los que ya han acercado proyectos y posturas a los distintos organismos del Estado, y los que aún no lo han hecho, deben estar preparados para transmitir a la Legislatura sus puntos de vista y aportar a una ley que represente al conjunto de la sociedad", alertó el legislador.

El cuanto al éxito de esta ley dijo que "dependerá de que sea capaz de abarcar todos los aspectos que hacen al desarrollo económico, y que refleje un proyecto productivo de provincia que todos los sectores conozcan y debatan, porque luego los actores claves para que la ley funcione deben ser justamente esos sectores productivos".

"No nos oponemos -resaltó- a que vengan empresas de otras provincias a invertir a La Pampa, pero creemos que debe profundizarse el debate respecto a los beneficios crediticios que se otorgarán a empresas extrapampeanas".

"El análisis de los proyectos, su impacto en la creación de empleo y en el perfil productivo de la provincia y su ubicación geográfica, debe ser esencial para definir el otorgamiento de créditos blandos a empresas extrapampeanas, y se debe agotar la posibilidad de sumar la participación de empresas pampeanas aunque fuese en forma minoritaria en esos proyectos", continuó.

"De esa manera se podrá contribuir a consolidar un empresariado provincial que produzca e invierta en la provincia. Hemos visto muchos megaemprendimientos, la mayoría fracasados, otros explotando concesiones públicas, que se llevan las ganancias hechas en La Pampa y no las reinvierten, o retacean esa reinversión para pretender hacerla valer a cambio de privilegios que no se sabe bien a quién benefician. La clave es asegurar la reinversión de las utilidades, que parte de los beneficios se aten a eso, de otro modo no se potencia el uso de los recursos del Estado en este sentido", agregó.

"Por eso nos opusimos el año pasado a la reforma de la Ley de Promoción Industrial vigente que se realizó sin debate, como un artículo más de la Ley de Presupuesto 2009, permitiendo que cualquier empresa extrapampeana reciba créditos blandos subsidiados por el Estado pampeano, porque se trastocó el espíritu que históricamente había tenido en esta provincia la promoción industrial. Esto deberá debatirse profundamente y establecerse pautas claras en la nueva ley", completó.

Modernidad

Pessi dijo que "nos estamos imaginando una ley amplia, acorde a los tiempos, es impostergable que La Pampa tenga una legislación moderna en materia de desarrollo económico que le permita aprovechar las oportunidades que periódicamente se dan en la economía nacional e internacional. Pensamos en una ley que abarque todos los sectores productivos y permita establecer una orientación en el desarrollo económico provincial al menos para la década del 2010 completa".

"No se puede postergar mucho más el análisis y debate de esta ley, el gobernador la anunció en marzo del 2008, un año y medio es demasiado tiempo para la realidad económica, cada día que pasa se pierden oportunidades. Creemos que debe ser remitida cuanto antes por el Ejecutivo de tal modo que la Cámara de Diputados pueda abocarse a su tratamiento, convocar a todos los sectores y dar un amplio debate para llegar a fin de año con una nueva ley vigente", apuntó.

Además, consideró que "el presupuesto 2010 ya debe prever partidas especiales para el fomento de la producción y para la aplicación de la nueva ley, si esto no ocurre nos vamos a perder un año importantísimo, ya que el 2010 será vital para gestar nuevas empresas y nuevas oportunidades de crear empleo en La Pampa. Estamos muy ajustados de tiempo, si el Ejecutivo no acelera los tiempos, quizá por 30 días más podemos perder un año entero. De allí la premura en analizar esta ley".

Comentá la nota