Pesqueras de Chubut bajo la lupa por operar en paraísos fiscales

Al menos dos empresas están siendo investigadas por la AFIP. Hay sospechas de subfacturación o sobrefacturación. Se encuentran bloqueados 48 millones de pesos destinados a reintegros. En las últimas horas, y cada vez con más insistencia, ha comenzado a circular una especie que señala a, al menos, dos empresas pesqueras con inversiones en Chubut que están siendo investigadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos ante la sospecha de realizar triangulaciones de operaciones de exportación con paraísos fiscales.
Esto tiene estrecha vinculación con la demora en el pago de los reintegros a las exportaciones, el atraso comienza a fines de 2008, y en febrero y marzo de este año el Estado Nacional no devolvió ni un solo peso. La justificación oficial argumenta que sólo habrá devoluciones para los exportadores que no estuvieron operando en sus circuitos de pago con bancas asentadas en países denominados paraísos fiscales.

Si bien el uso de los paraísos fiscales es una práctica vigente y común en el comercio exterior, lo que se ha puesto en duda es la legalidad de las transacciones ante las sospechas de subfacturación o sobrefacturación. Es decir, la lupa está puesta sobre presuntas maniobras donde se fija un valor de venta de los productos exportables al momento de salir de los puertos nacionales, pero luego los pagos de los compradores de esa mercadería son mayores a esos montos, y son depositados en entidades financieras de países con régimen de opacidad fiscal, desde donde, posteriormente, se giran a la Argentina montos por lo declarado al despacharse.

El fisco cree que hay operaciones que dejan "en el camino" un porcentaje importante de divisas por esas ventas, dinero que queda a resguardo en un paraíso fiscal y sobre el que no se paga impuestos.

En el caso de Chubut, si bien todas las pesqueras han visto demorado el recupero de los reintegros por esta circunstancia, no todas realizan estas prácticas; aunque, según trascendió de fuentes calificadas, a al menos dos, se les habría constatado maniobras irregulares, y como consecuencia de ello no recibirían ni un centavo en concepto de reintegros.

A modo de explicación y para graficar la maniobra investigada, daremos un ejemplo de cómo sería la operación: empresas que exportan productos pesqueros a Europa, despachan desde aquí sus contenedores con la carga y se declaran ventas por 1,5 millones de dólares. Recibida la carga en el puerto destino se efectiviza el pago de la misma, pero por un monto 2 millones, es decir, se está en presencia de un caso de subfacturación. Y ese monto que paga el comprador lo deposita en una cuenta del exportador en un banco con sede en Islas Caimán, Bahamas o Uruguay, entre otras. Posteriormente, desde ese paraíso fiscal el exportador reingresa a la Argentina 1,5 millones de dólares y solicita el pago de los reintegros a las exportaciones y la devolución del IVA. Esto supone, que por esa venta al exterior quedaron 500 mil dólares en una plaza financiera sobre la cual se tiene vedada el acceso a la información, al tiempo que se completó una práctica de evasión fiscal en nuestro país.

Vale señalar que esta investigación no se circunscribe exclusivamente a las empresas pesqueras, sino que también alcanza a un amplio abanico de actividades productivas e industriales.

Sin reintegros

La ruta más común para subfacturar es enviar los contenedores a países europeos como España, Bélgica o Alemania y facturar a través de Uruguay, Islas Caimán o Luxemburgo.

El exportador paga una retención que luego le es devuelta por otra ventanilla de la Aduana, y eso es lo que hoy tiene la AFIP retenida, y las pesqueras reclaman su pago.

Aunque no es una práctica ilegal operar con bancos de paraísos fiscales, la AFIP advirtió a los exportadores a quienes se compruebe esa modalidad, que quedarán inhibidos de acceder a los reintegros a las exportaciones y a la devolución del IVA. En tanto, a quienes puedan probar que no se produjeron una subfacturación en las ventas les será liquidada tal devolución.

Cabe señalar que los paraísos fiscales son países o plazas financieras donde rige el más estricto secreto bancario y fiscal, no se pagan o se pagan muy pocos impuestos y, por esa razón, allí tienen su sede, no real, buena parte de grandes grupos económicos y financieros.

48 millones bloqueados

Las empresas pesqueras de Chubut tienen bloqueados en la AFIP, en este momento, alrededor del cuarenta y ocho millones de pesos ($ 48.000.000) en concepto de devolución del IVA y del pago de los reintegros a las exportaciones. A pesar de las sospechas de triangulación a paraísos fiscales, el gobierno de Chubut anunció el sábado pasado que pondrá a disposición la banca estatal (Banco del Chubut SA) para que cobren un "adelanto" por ese pago retenido por el Estado Nacional.

Esta herramienta financiera, según la denominó el gobernador Mario Das Neves, fue presentada ante los empresarios pesqueros en ocasión de la firma del "pacto de paz social", y le había sido anticipada a la Ministro de Producción de la Nación, Débora Giorgi, la semana pasada, cuando Das Neves se quejó con vehemencia por el freno a la liquidación de la devolución de los reintegros a las pesqueras.

El gobierno provincial aseguró que aportará liquidez a las pesqueras agobiadas por la crisis internacional, y serán dineros públicos los que se destinen a "devolverles" a las exportadoras lo que la Nación les retiene por sospechas de evasión fiscal.

Texto y fotos de Nelson Saldivia

Comentá la nota