Pesquera San José arranca sumida en dudas

A partir de hoy los trabajadores filetearán pescado cedido por Calme les cedió para comenzar una relación de servicios que aún no fue convenida totalmente.
SAN ANTONIO OESTE (ASA).- En un marco de total incertidumbre, los 120 trabajadores de San José comenzarán a procesar hoy 600 cajones de merluza que ayer la empresa Calme les cedió para comenzar una relación de servicios que aún no fue convenida totalmente.

Es que ni siquiera la secretaría de Trabajo encuadró legalmente a esos trabajadores, que actuarían transitoriamente a modo de cooperativa a la espera de que se defina la situación de la pesquera de la que dependen, que está al borde de la quiebra.

Lo que sí fue convenido por los delegados es que ese pescado, que sólo tardarán un día y medio en procesar, les será abonado por Calme a razón de 0,67 centavos por kilo de filet (monto que cobrarían los fileteros) en tanto que a los empacadores se les pagaría $ 10 por la hora de trabajo.

Con estas cifras y teniendo en cuenta la cantidad de personal, cada filetero que puede llegar a procesar un promedio de 150 cajones cobraría 100 pesos al terminar de acondicionar esta modesta tanda de materia prima.

Aunque para Juan Ortiz, el titular del Sindicato de Industrias de la Alimentación (STIA) la recepción para su procesamiento de estos 600 cajones "es una prueba piloto para definir nuestros parámetros de rendimiento y luego negociar qué cantidad de pescado recibiremos de Calme semanal o mensualmente", el encargado de esa firma a nivel local no es tan optimista con respecto a esta modalidad de trabajo.

"Nosotros aceptamos ceder materia prima debido a la difícil situación que atraviesan los obreros y porque la provincia nos pidió colaborar, pero no podemos fijar la cantidad de pescado que entregaremos para el fasón, iremos dándoles el número de cajones que podamos a medida que nuestros barcos lleguen con sus capturas", manifestó Rodolfo Salgado, referente local de Calme.

Salgado también desestimó un rumor que comenzó a correr fuertemente en la localidad, vinculado al interés de su empresa de alquilar con opción a compra por un lapso mínimo de cinco años las dependencias de San José.

"En su momento presentamos una propuesta, que no pudimos cerrar con la firma, pero quien quiera negociar con esa empresa tiene que pensar las cosas muy bien, porque realmente se encuentra en una situación financiera muy complicada", expresó.

Por lo pronto, una de las inquietudes surgidas en el marco del inminente comienzo de la labor de la virtual cooperativa de trabajo residía en quién asumiría la responsabilidad de un posible accidente laboral.

"Los empleados seguirán dependiendo de la ART que dispuso San José y en el caso de que ésta empresa no pague los seguros pertinentes ése será un problema que sus titulares tendrán que dirimir con la ART, pero los trabajadores seguirán asistidos", manifestó José Aphal, el abogado de los obreros. Ayer, en tanto, los titulares de Senasa a nivel local realizaron una visita a las instalaciones de San José y se designó al delegado Oscar Paz como el referente ante ese organismo, que debe realizar los controles de calidad de la materia prima que salga de la planta pesquera.

Comentá la nota