500 pesos a cuenta

La negociación salarial entre la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y los empresarios del sector fracasó ayer. El sindicato tenía todo listo para realizar un paro con movilización frente al Congreso pero el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por 10 días y la medida quedó en suspenso.
La UOM reclama un incremento de 400 pesos por mes hasta septiembre para reabrir la discusión en octubre. Las distintas cámaras del sector ofrecen un aumento de 200 pesos por mes no remunerativo hasta diciembre. Junto con la conciliación obligatoria, la cartera laboral intimó al pago de 500 pesos no remunerativos a cuenta de futuros aumentos, basándose en la oferta de las empresas, por las mejoras que deberían haber percibido los trabajadores desde principios de abril. Los casos de las empresas con dificultades económicas que están dentro del Programa de Reproducción Productiva (Repro) se resolverán en forma particular.

La paritaria comenzó hace más de dos meses y ante la falta de acuerdo el Ministerio de Trabajo decidió dictar la conciliación obligatoria para descomprimir el conflicto. El objetivo fue evitar que después del paro nacional de metalúrgicos que estaba organizado para hoy las partes volvieran a juntarse con posiciones más duras que dificultaran la resolución de un conflicto que involucra a alrededor de 200.000 trabajadores. Se vuelven a reunir el próximo lunes.

La UOM comenzó reclamando un incremento salarial del 22 por ciento que se transformó en una suma fija de 400 pesos por mes desde abril hasta septiembre. El año pasado la paritaria de la rama terminó con un incremento de 30 a 32 por ciento. La cifra estuvo por encima de la "pauta oficial" de 19,5 por ciento fijada por Hugo Moyano en la negociación de Camioneros y permitió cierta recuperación en los atrasados salarios del sector. La posición de las rentables empresas metalúrgicas, que llegaron a plantear la postergación de la negociación escudándose en el impacto de la crisis internacional, está estancada en los 200 pesos desde hace 15 días. "Nada les alcanza; ni el esfuerzo de los trabajadores ni la protección del Gobierno, demostrada a través del Repro, las licencias no automáticas y la defensa del Compre Argentino. Quieren más y quieren lograrlo utilizando a los trabajadores, lo que no vamos a permitir", enfatizaba la solicitada de ayer de la UOM que convocaba al paro.

La viceministra Noemí Rial encabezó las negociaciones acompañada por Adrián Caneto, director nacional de Negociación Salarial. La resolución intima a todas las compañías del sector a que realicen "un pago a cuenta de la presente negociación salarial a todos los trabajadores, de manera extraordinaria y por única vez, de carácter no remunerativo, de 500 pesos que deberá hacerse efectivo el 26 de junio". La inclusión de este tipo de medidas no es común, pero "la decisión se basó en el ofrecimiento que hicieron todas las cámaras", explicaron desde el ministerio. Si los empresarios ofrecen 200 pesos por mes y el aumento salarial cuenta a partir de abril, como mínimo deberán pagar 600 pesos por esos tres meses, por eso la cartera laboral intimó a los empresarios a que realicen el pago. Desde Adimra, la cámara más importante del sector, que preside el ex titular de la UIA Juan Carlos Lascurain, calificaron la medida de "injusta e inequitativa" y se quejaron porque la fecha del pago coincide con fin de mes y el aguinaldo. "Cualquier fecha se les va a cruzar con algo, en algún momento lo van a tener que pagar, y es injusto para los trabajadores que desde abril están esperando una mejora salarial", apuntaron a este diario fuentes cercanas a la negociación.

Comentá la nota