El peso de Gendarmería

Todos los días, a toda hora y en distintos barrios de Florencio Varela, la fuerza de seguridad fronteriza, da batalla contra la delincuencia. Sus tareas son desconocidas pero se la ve con resultados.
Ayer detuvieron a cuatro delincuentes cuando trataron de evadir un control callejero. En un Senda viajaban dos jovencitas menores de edad con dos sujetos mayores. Estaban armados y entre sus efectos fue secuestrada droga.

Mediodía de ayer, a la hora de los fideos. El VW Senda de color negro, avanzaba por Eva Perón desde el sur al centro de Varela. La Patrulla de Caminos de Gendarmería Nacional estaba apostada a la altura del cruce de Eva Perón (Ruta 53) con Montevideo. El gendarme hizo señas con su mano izquierda señalando al conductor del rodado que detuviera su marcha en la banquina. El del auto se hizo el desentendido y pasó el control sin parar. Hubo un silbato, dos silbato, tres silbatos y tras el ultimo dos camionetas salieron disparadas detras del Senda. El auto negro viollo la luz roja del semáforo de 12 de Octubre a toda velocidad, recordaría luego el comandante Sergio Capdevilla, a cargo del grupo de gendermes. Entre 12 de Octubre y La República, el Senda fue obligado a detenerse. Los ocupantes bajaron con las manos en alto. Dos jóvenes y dos chicas, estas menores de edad. Uno de los sujetos portaba entre sus ropas un revolver calibre 32, dijo el comandante Capdevilla. De la requisa salieron a relucir algunos porros de marihuaba y un raviol de cocaina, se dijo.

Los cuatro apresados fueron puestos a disposición de la Justicia Penal de Florencio Varela, con intervención de la comisaría Primera de esta ciudad.

Comentá la nota