Pésimo semestre para el gas y el petróleo neuquino

Se aceleró la caída en la producción de hidrocarburos en la provincia. En el semestre cayó casi en el mismo porcentaje la extracción de gas natural y crudo.
Neuquén podrá este jueves exhibir durante la cumbre de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHi) un elemento más para justificar la crítica situación que enfrenta la actividad hidrocarburífera en la provincia: la caída en la producción se aceleró cerrando el primer semestre de este año con una baja del 6,6 por ciento para el gas natural y del 6,8 por ciento para el petróleo si se lo compara con igual período del año pasado.

De acuerdo a los últimos datos con los que cuenta el Instituto Argentino del Gas y Petróleo (IAPG) en base a las estadísticas de la Secretaría de Energía de la Nación, la producción de gas diaria promedio en el primer semestre de este año alcanzó en Neuquén los 66,16 millones de metros cúbicos, un 6,62 por ciento menos que los 70,85 millones de metros cúbicos obtenidos en promedio en el primer semestre del 2008.

Sólo en junio pasado la producción cayó un 8 por ciento, al pasar de 73,08 millones de metros cúbicos del 2008 a 67,25 millones de metros cúbicos de este año.

La baja en la producción neuquina, arrastró las mediciones a nivel nacional pero no en la misma magnitud dado que el aporte de las otras cuencas, con mejores resultados permitió amortiguar la caída.

El promedio nacional diario del primer semestre de este año se ubicó en los 134,78 millones de metros cúbicos, con un descenso del 1,69 por ciento con relación a los 137,1 millones de metros cúbicos obtenidos en igual período del 2008.

En cuanto a la situación en la explotación de petróleo en Neuquén, el problema se agudiza en comparación al gas.

La producción diaria de crudo en el primer semestre del 2009 alcanzó en promedio los 23.437 metros cúbicos, con una caída del 6,84 por ciento si se lo compara con los 25.157 metros obtenidos en promedio en igual período del 2ño pasado.

Las cifras son contundentes a la hora de brindar un panorama de la actividad. La explicación de este desplome se debe analizar desde dos puntos de vista. Uno responde a la madurez de los yacimientos neuquinos, dado que desde hace años no se descubren nuevos reservorios de magnitud pese a su búsqueda a mayores profundidades y nuevas técnicas de análisis de las estructuras. La otra se encuentra en la falta de alicientes económicos para las empresas para poder invertir mayores recursos con mayores riesgos bajo un contexto de incertidumbre.

Comentá la nota