Hay un pésimo diagnóstico para la actividad foresto industrial

Así lo señaló el empresario Diego Alegranza. Éste trabaja en contacto con viveristas, semilleros, con firmas de servicios forestales así como aserraderos y proveedores

Posadas. “El sector está totalmente paralizado. Y esto no es una impresión sino la realidad de lo que nos está ocurriendo. Desde las reservas de plantines para la campaña 2009 hasta el retiro de las plantas de la campaña 2008 (las que deberían retirarse) que ya estaban reservadas, han caído. Y no hay reservas para 2009”.

Así comenzó a describir la situación actual Diego Alegranza, un empresario del rubro que conoce todas las ramas de la actividad y que trabaja en Eldorado pero que posee contactos con gente de todo el Norte misionero.

“En contraste, en campañas anteriores, a esta altura nosotros ya teníamos siempre comprometido del 75 a 80 por ciento de toda la producción del año siguiente, ya que siempre hacemos casi el 80 por ciento de nuestra producción es a pedido”, añadió.

El contraste es cruel: “Este año, no tenemos nada pedido. Es cero pedido. Y estamos con respecto a nuestra capacidad productiva a un 50 por ciento Vamos a hacer menos plantas y estaríamos en capacidad de hacer un 50 por ciento más”.

“Lo que pasa es que este 50 por ciento que lo estamos haciendo no lo tenemos pedido tampoco. Y es a riesgo nuestro”

Alegranza trabaja junto con Daniel Durán -quien es otro empresario muy conocido en el Norte misionero y con varias décadas en la actividad que iniciara el padre de este último, el ingeniero Deogracias Durán-, con vivero en Eldorado. Y de allí emiten su diagnóstico.

Malos indicadores

El empresario acotó que lo padecido se replica. “Y lo percibimos es que por otro lado, asesoramos a contratistas y allí también pasa lo mismo”.

Es decir, en los servicios forestales: los que preparan terreno, hacen raleos, trabajos de desmalezamiento, de eliminación de plagas. “Y con ellos vemos que hay muy poca gente preparando terreno”, precisó.

“Nuestros clientes de productos químicos -que son empresas que forestan todos los años- ya nos están reservando para el año que viene aproximadamente el 30 por ciento nomás de lo que nos han reservado para este año”, acotó.

“Esto quiere decir que hay una caída del 70%. Y para los clientes a los que les hacemos todo lo que es gestión en cosecha, se les ha caído y los aserraderos les han bajado los pedidos de madera rolliza en un 50-60%”. De allí que -según su opinión- se trata “de un parate real. Totalmente desalentador”

En ese punto, Alegranza coincidió con el ingeniero Alejandro Larguía sobre los retrasos en los pagos de planes. “Sólo salen muchos planes pequeños. Es inmediata la reacción que tiene la actividad cuando aparecen los desembolsos. Por caso, en estos momentos, ingresa la partida. ¿Qué va a hacer? ¿Comprar dólares? ¿Comprar euros? No va a comprar acciones ni bonos de ningún país, ¿verdad? Y si está con forestaciones en mantenimiento, las vuelca ahí. En mantener, podar, o preparar el terreno para futuras plantaciones. El efecto multiplicador es inmediato”, remató.

Cargamento detenido

Una importante firma de transformación mecánica de la madera -que opera en Misiones y que posee establecimientos en otras provincias- estaría en serios problemas con un cargamento que está detenido en un puerto para embarcar extramar.

Y con ello, la no concreción de los envíos se transforman en un doble gasto. Así trascendió y aunque sus empresarios prefirieron guardar silencio y no realizar mayores comentarios, el dato se constituye en una muestra más de las dificultades que está atravesando la actividad.

Todos los números en contra

cero pedido. Un año atrás, en campañas anteriores, a esta altura, muchos ya tenían del 75 a 80 por ciento de toda la producción del año siguiente comprometida. Hoy, nada.

50% menos. Ya la producción actual está a la mitad de los niveles históricos.

n sólo 30%. Las previsiones de compras de productos químicos están en un 30 por ciento de reservas. “Esto quiere decir una caída del 70 por ciento” en este rubro.

rollizos 50/60%

Los aserraderos han bajado los pedidos de madera rolliza en un 50-60 por ciento.

real. Se trata de un parate real. Y es totalmente desalentador señaló Diego Alegranza, desde el Norte de Misiones.

Comentá la nota