Pesimismo en los mercados mundiales

Los subsidios para los desempleados subieron a su mayor nivel en 16 años en los EE.UU.; apertura negativa en Nueva York; las bolsas del Viejo Continente cerraron con pérdidas cercanas al 3% por el temor a una recesión; las plazas asiáticas se desplomaron
El sombrío panorama generado a partir de la preocupación de los inversores por el futuro financiero de las tres grandes empresas automotrices de Estados Unidos y el temor a una recesión global volvió a arrastrar hoy a los mercados de todo el mundo a un nuevo derrumbe.

Antes de la apertura de Wall Street se conoció que el número de estadounidenses que solicitó el subsidio por desempleo la semana pasada subió con fuerza a su mayor nivel en 16 años, en otra evidencia de que el mercado laboral sigue en franco deterioro producto de la crisis económica.

La cantidad de personas que pidió el beneficio por primera vez aumentó a 542.000 en la semana terminada el 15 de noviembre desde una cifra revisada de 515.000 en la semana anterior, según datos del Departamento de Trabajo. Wall Street esperaba unas 505.000 nuevas solicitudes desde el dato reportado originalmente para la semana anterior, de 516.000.

"Obviamente, fueron muy débiles. Este es un nuevo máximo, consistente con una desaceleración muy brusca en el mercado laboral. Pareciera que vamos a tener otro número feo en las nóminas de empleo en diciembre", dijo Carl Lantz, estratega de Credit Suisse en Nueva York.

En el comienzo de las operaciones, los referentes de Wall Street caen. El Dow Jones pierde 1,02%, mientras que el Nasdaq, de componente tecnológico sigue la tendencia con una baja del 0,88%, y el más abarcativo S&P, un 1,25%.

Randall Kroszner, uno de los miembros del Consejo de gobernadores de la Reserva Federal (Fed), dijo hoy que los efectos de las recientes medidas de apoyo a la economía aún son "muy inciertos".

En Europa. En una jornada marcada por los descensos, en los mercados del Viejo Continente el índice FTSE de la Bolsa de Londres perdió hoy un 3,26%, mientras que el DAX de la Bolsa de Fráncfort, principal indicador de la zona euro, registró una fuerte baja del 3,08%. Mientras tanto, el CAC de París retrocedió un 3,48% y el Ibex de la Bolsa de Madrid cayó un 2,72%.

En Asia. Por su parte, la mayoría de las plazas asiáticas registraron pérdidas, aunque quienes encabezaron la lista de los descensos fueron las bolsas de Tokio, que se derrumbó un 6,89%, y de Seúl, que cayó un 6,70%. En tanto, las bajas se extendieron en el resto de los principales índices: Hong Kong cayó un 4,04%; Shanghai, un 1,68% y Taiwán, un 4,53%

Los operadores coinciden al señalar que los derrumbes de hoy, entre otros factores, son producto del desplome registrado en la víspera en Wall Street después de conocerse la reticencia de los legisladores a aprobar un plan de rescate para las empresas automotrices General Motors, Ford y Chrysler.

Además, la Fed vaticinó que para 2009, la economía norteamericana podría sufrir una contracción de un 0,2% o un crecimiento de apenas un 1,1%, una fuerte baja en comparación con la banda de 2% a 2,8% que había anticipado en junio. También hubo otro dato negativo: los precios al consumidor cayeron un récord de 1% en octubre, lo que constituye en el país la mayor caída mensual en 60 años.

"La recesión es mundial. Nadie busca buenos negocios. Nadie sabe si todavía existen los buenos negocios. El valor se evapora de un día para otro", señaló Najeeb Jarhom, economista de AmFraser en Singapur, citado por Dow Jones Newswires.

Ayer, la Bolsa de Nueva York cayó a su nivel más bajo en cinco años; el Dow Jones perdió un 5,07% de su valor y el Nasdaq, un 6,53%.

Comentá la nota