Más pesimismo por la economía

En noviembre hubo un nuevo retroceso en las expectativas; el 63% cree que las cosas están mal por factores locales
El Gobierno parece haber fracasado en su intento de convencer a la ciudadanía de que la economía argentina está bien, de que pronto las cosas estarán todavía mejor y de que, si hay inconvenientes, es culpa de la crisis internacional.

Seis de cada diez argentinos creen que la situación económica es mala y muy mala y piensan que todo se debe mucho más a factores locales que a la influencia de problemas externos. De este modo, Cristina Kirchner completó el segundo año de su mandato con un nivel de expectativas casi 30% más bajo que cuando asumió. Así lo demuestra la última medición del índice general de expectativas económicas (IGEE), que realizan la Universidad Católica Argentina (UCA) y TNS Gallup y que registró un nuevo retroceso en noviembre.

Las expectativas de los consumidores habían mejorado en octubre, pero la caída del mes pasado las retrotrajo a los bajos niveles del segundo y el tercer trimestre, cuando se alcanzaron los menores niveles de confianza desde que se realiza la medición. En noviembre el índice anotó 81 puntos, contra los 84 de octubre. El piso de la medición ocurrió en abril último, con 76.

El año parece finalizar con un comportamiento volátil en las expectativas. En noviembre, la caída fue del 3,2% respecto de octubre y del 0,5% respecto de noviembre de 2008.

En la evaluación de la situación actual aumentó respecto de un mes atrás la proporción de personas que responden que es mala o muy mala (del 56 al 58%), se mantuvo estable la porción que afirma que no es ni buena ni mala (33%) y cayó la de quienes afirman que es buena (del 10 al 8%).

En cambio, respecto de las expectativas de lo que ocurrirá en los próximos seis meses empeoró la evaluación como resultado de una polarización de las opiniones, en la que creció más la porción que cree que las cosas empeorarán que la de aquellos que creen que mejorará. La caída fue para quienes creen que seguirá todo igual. Los que afirmaron que todo irá mejor pasaron del 16 al 20%; pero quienes esperan que todo sea peor aumentaron del 37 al 43%, mientras que quienes no esperan cambios ni para mejor ni para peor cayeron del 40 al 32%.

El 63% de los entrevistados dijo que los problemas de la Argentina se deben a problemas internos, mientras que sólo el 36% dijo que son causa de los traspiés de la economía mundial. El 11% restante no supo o no quiso contestar.

En casi todas las preguntas aumentaron las visiones más negativas. El 67% evaluó de manera pesimista la situación de empleo y dijo que hay pocos o muy pocos puestos disponibles. Apenas el 8% dijo, en cambio, que hay bastantes. El 40% espera que en los próximos seis meses la situación laboral empeore y el 38% calcula que seguirá igual. Sólo el 16% espera una mejora.

Casi la mitad de los entrevistados (49%) calcula que los ingresos familiares no mejorarán en el próximo semestre, mientras que tres de cada diez esperan que caigan. Sólo el 14% espera que la familia mejore sus ingresos.

En octubre el 52% de los consultados había dicho que era mal momento para comprar electrodomésticos, lo que representó una mejora respecto del 56% de septiembre y el 57% de agosto anteriores. Pero en noviembre volvió al 56%, mientras que sólo el 11% calculó que es buena ocasión para hacerlo. Este indicador parece demostrar que los planes del Gobierno tuvieron un muy modesto impacto en las expectativas. Los anuncios de la presidenta Cristina Kirchner de financiación para facilitar la compra de bienes durables y línea blanca no parecen haber convencido a muchos.

La Escuela de Economía de la UCA y TNS Gallup Argentina realizan mensualmente esta encuesta con el objetivo de registrar la opinión de la población acerca de la situación económica actual y futura, así como su percepción sobre el empleo, el ingreso familiar y la capacidad de compra. Para tal fin se entrevistó a 1000 personas en 26 localidades de todo el país.

58%

Situación actual

* Es la proporción de argentinos que creen que la situación actual es mala o muy mala, según la encuesta.

67%

Empleo

* Es la proporción de la población que cree que hay pocos o muy pocos puestos de trabajo disponibles.

Comentá la nota