Pese a todas las obras que encara ABSA, tendremos un verano complicado

El secretario de Obras Públicas de la comuna, Rubén Valerio, aclaró esta mañana en Frente a Cano que, más allá de que la provincia lleve a cabo todas las obras previstas para paliar la crisis hídrica que atraviesa la ciudad, "tendremos un verano complicado".
"Si se llevan a cabo todos los trabajos encarados por ABSA, obtendremos un 50% del caudal que consume la ciudad. De todas maneras, no es agua que se agregará a la red sino que reemplazará a la que dejará de retirarse de las reservas del dique Paso de las Piedras", aseguró el funcionario.

En otro orden, anunció que en esta semana quedarán conectados los seis pozos que se realizaron en el campo de la familia Fioritti en la zona del Bajo San José. "Proveerán entre 1000 y 1200 metros cúbicos por hora; de todas maneras, no alcanza para paliar la crisis", sostuvo.

Sobre la negociación entre ABSA y el propietario del otro campo en cuestión, Norberto Pasqualini, indicó que hoy llegarán representantes de la empresa para tratar de llegar a un acuerdo monetario.

Vale recordar que los operarios de la empresa Carranza SA que se encontraban realizando las nueve perforaciones estipuladas en esas tierras abandonaron la ciudad sin completar sus tareas por ese motivo. "La prestataria considera que los valores que pide el propietario son muy elevados", agregó.

Finalmente, informó que están esperando que se apruebe la ordenanza que prevé restricciones y sanciones para aquellos que derrochen el recurso. De todas maneras, aclaró que la norma no sería una solución definitiva.

"A mediano o largo plazo tendremos que aplicar un código de agua en la ciudad"

Por su parte, el concejal oficialista Esteban Usabiaga comentó que intentarán lograr un consenso con los representantes de los diferentes bloques para aprobar la mencionada ordenanza.

"Personalmente desearía que fuera tratada lo antes posible, aunque algunos bloques minoristas ya adelantaron su rechazo", sostuvo.

Por último, dijo que la ordenanza sería una solución a corto plazo y entendió que las autoridades deberán buscar una solución a mediano o largo plazo: "en algún momento tendremos que aprobar un código del agua para que esto no sea una cuestión espasmódica y que, una vez que vuelva a llover y el dique recupere su cota, no volvamos a tirar el recurso alegremente".

Comentá la nota