Pese a tener una de las tarifas más altas del mercado, EDEFOR S.A. mantiene una deuda de $ 5 millones con la generadora Cammesa

Un documento reservado afirma que varias distribuidoras eléctricas del interior expresaron "oficialmente" su incapacidad de abonar en tiempo y forma la energía mayorista que le compran a las generadoras a través de Cammesa.

Pese a tener una de las tarifas más altas del mercado, EDEFOR S.A. mantiene una deuda de $ 5 millones con la generadora Cammesa

Un documento reservado afirma que varias distribuidoras eléctricas del interior expresaron "oficialmente" su incapacidad de abonar en tiempo y forma la energía mayorista que le compran a las generadoras a través de Cammesa.

Entre los argumentos expuestos figuran los problemas en la implementación del reciente aumento tarifario (para más de 1.000 KW/h), y la marcada indiferencia política para clarificar la situación.

El informe sostiene que entre las empresas de Córdoba (EPEC), Chaco (Secheep), Catamarca (Edecat), Formosa (Edefor) y Santa Cruz (Spse), adeudan al sistema eléctrico cerca de $ 60 millones, con retrasos en el pago de cuotas que superan hasta tres meses.

En forma detallada, las deudas incluyen "$ 24,5 millones corresponden a la estatal EPEC; $ 17 millones a Secheep (también pública); $ 13.500.000 a Edecat (ex Taselli, hoy intervenida); casi $ 5 millones a Edefor (del grupo Taselli); y $ 1.300.000 a la distribuidora estatal santacruceña, que además registra casi $ 4 millones de mora en el pago de la energía adquirida por la Cooperativa de Comodoro Rivadavia".

Las repercusiones dentro del ámbito energético fue de asombro, ya que "los que han incumplido, en la mayor parte de los casos, son empresas con tarifas más altas".

Con un consumo promedio domiciliario de 550 KW/h por bimestre, Córdoba se ubica (sin contabilizar la última suba), en el quinto lugar de las tarifas más altas, con una factura bimestral de casi $ 98; Santa Cruz, por el mismo consumo paga casi $ 86; Chaco $8 1; Formosa $ 73; y sólo Catamarca, con una factura en torno a los $ 52 por bimestre, se aproxima a lo que podría estar abonando un usuario del AMBA, la tarifa más baja a nivel nacional.

Orígenes de la deuda: problemas de pago

Ya en noviembre del 2002 el gobernador de la provincia tuvo que negociar con la Secretaría de Energía de la Nación, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa) y la Empresa Distribuidora de Energía de Formosa (Edefor) para que no se disminuya el suministro del servicio.

El motivo de la gestión gubernamental fue el reclamo de Cammesa a Edefor por más de 10 millones de pesos -más intereses-, pago que la firma formoseña no pudo afrontar, debido a que por una ley provincial del momento estaba obligada a recibir los bonos locales -Bocanfor- por el total de las facturas de consumo.

Durante este año, y como consecuencia de diversos fallos judiciales y de las decisiones políticas de las autoridades locales, varias distribuidoras eléctricas de las provincias del norte dejaron de pagar la totalidad de las facturas de energía a la CAMMESA, la sociedad que administra el mercado eléctrico.

El puntapié de la situación la planteó la operadora privada que presta el servicio eléctrico en Tucumán (EDET), quien tras haber sido autorizada por la provincia, comenzó a aplicar a fines de 2008 el fuerte aumento que dispuso la Nación para los hogares que consumen más de 1.000 kW/h por bimestre.

Tras las demandas que entablaron los usuarios afectados por las subas que treparon hasta el 600%, la Justicia dictó una medida cautelar por la cual se dispuso la suspensión del aumento a todos los clientes de la distribuidora. Por indicación de las autoridades provinciales, la empresa no apeló el fallo contra el tarifazo y procedió a recalcular todas las boletas con los valores anteriores que tenía la energía eléctrica.

A la hora de abonar la energía tomada del sistema nacional, la EDET argumentó ante la CAMMESA que no podía pagar el nuevo precio mayorista y que de ahora en más iba a cancelar sus facturas con los valores anteriores. Luego de analizar el caso, la CAMMESA terminó aceptando que la distribuidora tucumana abone la energía sin aumento hasta que la justicia se expida sobre la cuestión de fondo.

El caso de Tucumán se replicó en las otras provincias y enseguida en Corrientes una jueza local y el Senado provincial le ordenaron al Ejecutivo que dé marcha atrás con los aumentos. Inmediatamente las provincias de Chaco, Formosa y Catamarca también empezaron a registrarse problemas de pago y entraron en situación de mora, por lo que si a fines de este abril no se ponen al día, estarían en condiciones de ser penalizadas con las interrupciones progresivas del suministro que prevé el reglamento de la CAMMESA.

Futuro incierto: las pérdidas técnicas y el riesgo de las multas

A mediados de enero de este año la Secretaría de Energía de la Nación advirtió mediante un documento la intención de sancionar con un valor más caro de luz a aquellas empresas que tienen altos niveles de pérdida en su red de distribución.

Entre este pelotón, la empresa formoseña EDEFOR S.A. encabezó el ranking en el país como la de peor desempeño, llegando a perder más del 47 % de la energía que entrega a su red.

La resolución Nº 120/09 de entidad nacional estableció en forma clara y precisa que habría un incremento en el precio del Megavatio hora en aquellas empresas distribuidoras de energía, que tengan pérdidas en su red por sobre el 12 % del volumen total que administran.

¿Qué son las pérdidas técnicas? Una pregunta que se puede hacer cualquier persona que hoy sólo sabe que le llega una factura de luz bimestral por su consumo y que debe pagarla. Lo que sucede que para que le llegue luz a su casa o comercio, la empresa tiene un tendido, una red de distribución de baja tensión que hoy tiene serias falencias.

Transformadores que no trabajan de manera óptima, aisladores que no aíslan correctamente, cables viejos que por el calor del clima más la temperatura que genera el paso de la electricidad pierden potencia, son sólo algunos de los aspectos técnicos que hacen que hoy Edefor tenga –según datos de Nación- el 47,5 % de pérdida.

Por esta resolución Edefor deberá comenzar a trabajar para tratar de salir de los niveles deficitarios que actualmente presenta en materia de derroche de energía. Se supo que la empresa formoseña tiene pérdidas del 43,7 %, seguida por la distribuidora de Corrientes –estatal- que tiene un 40 % de pérdidas para luego seguir en esa lista SECHEEP del Chaco con un 24,5 % y la misionera EMSA con el 22,1 %.

Los valores escalonados por el nivel de pérdida ubica a la empresa dirigida por Sergio Taselli ante inminentes multas millonarias, ya que integra el pelotón que recibirá los mayores castigos desde el 1 de mayo, cuando el actual precio de energía de 74 $/MWh pase a costar 117 $/MWh. De continuar este nivel de pérdida, EDEFOR S.A. deberá abonar desde el 1 de septiembre 160 $/MWh.

Comentá la nota