Pese a la suba, las reservas de crudo se agotarían en 11 años

Si bien en el último año tuvieron un aumento de 1,1%, la demanda de petróleo creció entre 4% y 5%

Las reservas probadas de petróleo del país, medidas hasta el fin de la vida útil de los yacimientos argentinos, crecieron en lo que va del año un exiguo 1,1%, según datos de la Secretaria de Energía.

Sin embargo, por mínima que sea el alza, frenó la caída de las existencias cuya tendencia negativa se mantenía desde el año 2004. Las reservas actuales de crudo ascienden a 415,91 millones de metros cúbicos (4,65 millones más que 2007), donde había 411,26 millones de metros cúbicos.

Las del gas natural, en cambio, no logran revertir la corriente decreciente que viene desde 2004 y cayeron 0,9%. Su nivel actual es de 441 mil millones de metros cúbicos.

Pero si bien las reservas nacionales del oro negro se incrementaron, también lo hizo el consumo interno, y a un ritmo más veloz. La demanda derivada del petróleo viene creciendo a una tasa anual promedio que oscila entre un 4% y un 5%, según datos de Daniel Montamat, ex secretario de Energía y actual consultor.

Incluso, opina que no habría que fiarse demasiado en los números de reservas difundidos por el organismo nacional. “Son datos que aún no fueron auditados, por lo que revisten carácter de provisorio. No creo que sea para ilusionarse con poder revertir la tendencia negativa”, admitió el experto.

Algo es seguro: no ha habido en los últimos años descubrimientos de grandes yacimientos. El único anuncio de envergadura fue el de Panamerican Energy, propiedad de la petrolera BP (60%) y la familia Bulgheroni (40%), que a fin de 2007 oficializó el hallazgo de un reservorio en su área estrella, Cerro Dragón, ubicada en Chubut. La compañía afirma que el nuevo depósito tendría reservas por 100 millones de barriles, aunque todavía no está auditado.

Los restantes descubrimientos vinieron de la mano de petroleras de mediano tamaño, denominadas independientes, que realizaron algunos desarrollos importantes en áreas marginales.

Según Gualter Chebli, titular de la consultora Phoenix Oil & Gas, el pequeño incremento de las reservas responde a la performance de esta compañías. “No hubo grandes descubrimientos, por lo que el leve aumento se debe a la incorporación de existencias de petroleras que operan bloques pequeños, mayoritariamente licitados por las provincias en los últimos tres años”.

Entre las firmas nombradas por el experto se encuentran la canadiense Petroandina, que opera dos áreas de la Cuenca Neuquina: una en nuestra provincia y otra en La Pampa, y Petrolífica Petrolium, que explota dos bloques en Río Negro.

La primera desarrolló en apenas tres años reservas por 3,87 millones de metros cúbicos en un total de tres áreas, la principal se encuentra en General Alvear y es conocida como CNQ7A. En un período similar la segunda sumó cerca de 2,4 millones de metros cúbicos. Ambas se posicionaron entre las primeras quince petroleras del país.

Según los números oficiales, el nivel actual de las reservas de petróleo alcanza a cubrir la producción por un plazo de 11,5 años. En cambio, las existencias de gas sólo abastecerían al país por 8,6 años.

Comentá la nota