Pese al reto de Alfonsín, Carrió y Morales son optimistas: “Vamos a gobernar el país”

Después de anunciar el nuevo frente común entre la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica, los líderes partidarios aseguran que están “cambiando el mapa político” del país. Creen que el kirchnerismo “ya fue” y aseguran que no van a fracasar como la Alianza, porque el vínculo se sustenta en la “confianza mutua”. Excluyen del armado a Julio Cobos, al duhaldismo y al macrismo, y confían en el respaldo de Raúl Alfonsín y de Hermes Binner.
Dupla. El cuestionamiento de Alfonsín fue un tema incómodo. “Yo lo entiendo”, dijo Carrió. “El responsable es Moreau”, completó Morales.

—¿Cómo debe interpretar el ciudadano común el acuerdo entre la CC y la UCR?

CARRIO: La sociedad está ansiosa por ver una salida clara para el país, y esto tiene que ser visto como una unión de la oposición que en términos electorales, al menos, representa a ocho millones de votos. Esto cambia el mapa político de la Argentina.

MORALES: En el marco de la fragmentación del sistema político nosotros no podemos seguir haciéndole el juego a esta idea del partido único que impulsa el Gobierno. Pero este acuerdo no está hecho sobre la base de amontonar, tiene sus límites. Uno es el duhaldismo, otro el macrismo.

—¿Por qué este es el momento adecuado para este acuerdo?

C: Porque las cosas tienen que madurar en confianza. Queremos llegar a una cosa en serio y no a un acuerdo electoral transitorio, una construcción de unidad para que no se repitan errores del pasado, como fueron acuerdos entre personas desconocidas, como De la Rúa y Chacho, que se desconfiaban mutuamente.

M: Sabemos que hay que darle una señal clara a la gente de que puede haber una alternativa de gobierno. Nosotros vamos a gobernar el país. Cuando sea, en el tiempo que sea.

—Pero la gente, hace un año, los veía haciendo campaña en fórmulas distintas, y esto ahora le podría generar algún ruido.

C: A la gente no le genera ningún ruido, en todo caso el ruido se nos generaba a nosotros. A la gente lo que le genera el ruido es que la oposición esté dividida. Nosotros estábamos dispuestos a mantener un diálogo con la UCR, antes de que se eligiera a Lavagna como candidato presidencial. Pero que Morales sea el presidente, y que haya dado una batalla formidable para la recuperación del radicalismo, que estén Sanz, Negri, Aguad, Gil Lavedra es una garantía. Está claro que no hubiésemos estado sentados ahí si el presidente hubiese sido Moreau.

—En el ’97, la Alianza se armó por un espanto a Menem, ¿a ustedes ahora los une el espanto a Kirchner?

C: No, Kirchner ya fue, desde el punto de vista de la legitimidad política. Nosotros estamos construyendo el nuevo oficialismo.

—¿Ustedes ven riesgo en la gobernabilidad?

C: Eso pregúntenle a la Presidenta, que pone en riesgo su propia gobernabilidad con cada medida que adopta. Nosotros somos garantía de institucionalidad. Todo lo que hacen es contra ellos, y uno no puede evitar que lo hagan.

M: Nosotros no tenemos la actitud de empujar a nadie.

—¿Cómo tomaron la carta de Alfonsín despegándose del acuerdo UCR-CC?

C: Yo lo entiendo profundamente, porque es un hombre que debe hacer equilibrio.

M: Y el responsable de este tipo de situaciones tiene nombre y apellido: Leopoldo Moreau, que no quiere una construcción que sea independiente del duhaldismo en la provincia de Buenos Aires.

—Pero a nosotros nos dicen que Alfonsín es el autor de la carta.

M: Sí, pero lo que yo digo es que en el fondo se evidencia la intención de Moreau, lo que es lamentable y triste.

—¿Creen que Alfonsín íntimamente comparte el espíritu de este acuerdo?

M: Desde ya, lo garantizo.

—¿Existe la posibilidad de que Cobos se incorpore al acuerdo?

C: Nosotros estamos uniendo a la oposición. Y la verdad es que no queremos opinar del Gobierno. Esto confunde.

M: Cobos tiene una tarea, tiene tres años de mandato, y tiene que cumplir con el contrato social que firmó con la gente.

—Ustedes dicen que el socialismo es parte del acuerdo, pero da la impresión de que Binner no está muy convencido.

C: El Frente que tiene a Binner como gobernador tiene como vice a una radical y el ARI forma parte de esa coalición. Pero entendemos que cuando algunas personas ejercen las gobernaciones tienen dificultades a la hora de tomar posicionamientos más claros.

—¿Cómo va a ser la definición de candidaturas?

C: Está claro que quienes deben liderar el proceso son las personas de mayor aceptación en ese marco. Habrá distritos donde no haya confluencia, pero en el 90% del electorado va a haber acuerdo.

M: Es lógico que vamos a poner a la cabeza a los que mayor aceptación tengan.

—¿Contra quiénes creen que disputarán el poder en 2011?

M: Contra el kirchnerismo y el duhaldismo residuales.

—¿Cómo evalúan la decisión de la Corte respecto de la representación sindical?

C: Es un hecho maravilloso. La Corte ha tirado un tiro a la cabeza del poder más corporativo y corrupto de la Argentina de los últimos cincuenta años.

M: Supongo que Kirchner se debe estar arrepintiendo de las designaciones en la Corte. Sería bueno que los jueces inferiores la imiten y no tengan miedo.

Sigue

Una visita al caudillo para aclarar la carta

Luego de las aparentes diferencias que surgieron por la difusión de la carta en la que Raúl Alfonsín aclaraba su posición respecto del acuerdo entre la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica, el ex presidente recibirá hoy a Gerardo Morales en su domicilio. El objetivo, claro está, será superar los malos entendidos.

Está previsto que el jujeño arribe a las 11.30 a la casa del cacique radical, ubicada en la avenida Santa Fe al 1600. Allí, Alfonsín le aclararía que su malestar no fue con la decisión de armar un frente, sino con las declaraciones previas al encuentro.

La excusa que se informó para anunciar la reunión es que Alfonsín le va a entregar una carta para que Morales lleve a la asamblea de la Internacional Socialista, que se realizará este fin de semana en México. El titular del radicalismo también mostrará en ese encuentro una señal del entendimiento que están teniendo con el socialismo: esta semana acordaron que propondrá a Hermes Binner como vicepresidente por Latinoamérica de la agrupación.

Comentá la nota