Pese a la represión, los estudiantes antichavistas van a seguir en la calle

La juventud venezolana usa la tecnología moderna para coordinar las protestas contra el gobierno
CARACAS (De un enviado especial).- Son la pesadilla del régimen y cada vez logran más simpatía entre la población, pese a que sus constantes manifestaciones (seguidas por un número impactante de personal policial y desafiadas por contramarchas chavistas) entorpecen aún más el tráfico de esta capital, que se caracteriza por sus embotellamientos constantes.

¿Cómo lo logran? La explicación parece estribar en que representan un discurso fresco e irreverente que refleja muchas demandas de los venezolanos, silenciadas por un entorno cada vez más monocorde. También evidencian la poca llegada que tiene el presidente Hugo Chávez a los sectores jóvenes del país, que se encuentran entre las principales víctimas de la inseguridad que azota a las urbes venezolanas.

El mandatario ha tildado a los estudiantes de golpistas y ha dicho que son "marionetas del imperio" y de los sectores oligárquicos, lo que resulta una acusación más que sorprendente en una región en la que los movimientos estudiantiles universitarios han estado históricamente vinculados a las tendencias progresistas.

Pero Roberto Patiño, uno de los principales líderes del movimiento estudiantil, que apenas tiene 21 años, afirmó ayer a LA NACION, mientras desayunaba en un tradicional establecimiento caraqueño del barrio de Chacaíto, que, en realidad, el que busca promover un golpe es el propio mandatario.

"Está buscando una crisis como la del golpe de 2002, que le permitió regresar con mucha más fuerza. Después reconoció que él mismo provocó esa crisis. El movimiento estudiantil aprendió esa lección, y por eso no queremos saber nada con un golpe. Al contrario, estamos seguros de que Chávez se llevará una sorpresa grande en las elecciones [legislativas] del 26 de septiembre, pese a que modificó las circunscripciones y las normas electorales para tener ventaja", dijo el dirigente, que cursa el cuarto año de ingeniería de producción en la estatal Universidad Simón Bolívar y preside la Federación de Centros de Estudiantes de esa casa de estudios.

En apuros

Patiño, que tiene dos cuentas de Twitter, entre otras cosas para coordinar las protestas contra Chávez ( www.twitter.com/robertopatiño y www.twitter.com/fceusb ), logró notoriedad la semana pasada cuando, en una marcha, puso en apuros a Ernesto Fuentes, vicepresidente técnico de Corpoelec, organismo a cargo del abastecimiento eléctrico y responsable de aplicar los cortes de energía que enfurecen a los venezolanos.

El suceso circuló por Internet a través de www.youtube.com/watch?v=jbHxS-QXkgg . En el video se puede apreciar a un atribulado Fuentes que le dice al estudiante que la culpa de los cortes las tienen 40 años de malos gobiernos anteriores a la gestión de Chávez.

En ese momento, Patiño le formula la pregunta que hoy en día se hacen muchos: "¿Por qué, si les faltó inversión durante 40 años, el problema no surgió en el primer año de la revolución y sí en el año 11?".

Fuentes responde que, en realidad, subió la demanda y que hubo cuantiosas inversiones, de 20 millones de dólares. Patiño comenta sarcásticamente: "¡Veinte millones para todo un país!", y Fuentes replica que fue mucho más, aunque no precisa la cifra, mientras unos policías fuertemente armados contemplan la escena.

Alguien, seguramente un partidario de Chávez, les pregunta a los estudiantes por qué no eligen otro espacio si quieren debatir. Uno de ellos responde que "los estudiantes debaten en la calle", ante el cierre de otros escenarios y porque el poder "no escucha" las demandas del movimiento. Y éste es el punto central que explica por qué los estudiantes "están en las calles y van a seguir en las calles" pese a "la represión brutal, que incluye disparos con perdigones, gases lacrimógenos y golpes con cachiporra", según Patiño.

De hecho, las manifestaciones del movimiento estudiantil antichavista comenzaron a producirse con fuerza en 2007, cuando se produjo el cierre del canal de aire de Radio Caracas Televisión (RCTV) y se agudizaron hace unos días, cuando el gobierno cerró el canal de cable de la misma empresa (RCTVI), con el argumento de que la firma evitaba transmitir los extensos discursos del mandatario.

Pero ¿por qué en Venezuela se da el caso, que podría ser inédito en el mundo, de que los estudiantes defienden un canal de televisión privado? Patiño dijo que no es una lucha a favor de una empresa. "Estamos luchando por los derechos de los venezolanos a tener una ventana en la que podamos denunciar las cosas que se están haciendo mal y hacer propuestas para solucionarlas", afirmó.

El dirigente afirmó que, actualmente, el movimiento estudiantil agrupa a jóvenes que realizan sus carreras universitarias en casas de estudios privadas y estatales, y que las tendencias ideológicas son heterogéneas. "Acá la discusión es más básica. ¿Esto es una democracia o no? Después vienen los puntos de vista de cada uno", afirmó.

"Yo creo que tiene que haber igualdad de oportunidades. Hay que enseñar a pescar, pero para que alguien pueda aprender eso tiene que tener un pescado en la barriga. Debe haber transferencia de recursos para evitar la pobreza extrema."

Comentá la nota