Pese al reclamo unánime de la oposición, el kirchnerismo acelera el debate de la nueva ley de radiodifusión

El titular del Comfer se reunió con diputados kirchneristas para acordar la estrategia que se llevará a las comisiones; habrá audiencias tres días de la semana próxima y luego se intentará dar dictamen en la Cámara baja
Confirmado: el kirchnerismo no piensa perder tiempo en su cruzada para debatir la nueva ley de radiodifusión. Pese al unánime reclamo de la oposición y de organizaciones relacionadas con el quehacer de los medios de comunicación, el oficialismo acordó un calendario de actividad que prevé lograr que el proyecto del Poder Ejecutivo tenga dictamen y pueda ser discutida en la Cámara de Diputados dentro de dos semanas.

Esos tiempos fueron acordados esta mañana en una reunión que el interventor del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto, mantuvo esta mañana con la cúpula del bloque oficialista en la Cámara baja.

Según pudo saber lanacion.com de altas fuentes del bloque oficialista, el debate en comisión comenzará pasado mañana y será en un plenario entre las tres por las que pasará el proyecto: Presupuesto y Hacienda, Comunicaciones y Libertad de Expresión.

Aquí aparece otro punto en el que el kirchnerismo decidió ir al choque con la oposición, que reclama que la discusión sea en cada comisión por separado.

Antes del plenario, Mariotto volverá mañana al Congreso. Será para reunirse con todos los legisladores oficialistas y aliados de las tres comisiones. Hoy sólo estuvo con la mesa chica del bloque que lidera el santafecino Agustín Rossi, y con las máximas autoridades de las comisiones: el presidente de Presupuesto y Hacienda, Gustavo Marconato; el de Comunicaciones, Manuel Baladrón y el vicepresidente segundo de Libertad de Expresión, Raúl Solanas. Al frente de esta última comisión está la radical Silvana Giudici.

La idea es que de la reunión de las tres comisiones surja un calendario de audiencias públicas de las que participarán tanto funcionarios del Gobierno como representantes de ONGs. Pero el tiempo para la discusión será acotado: las audiencias serán el martes, miércoles y jueves de la semana próxima entre las 10 y las 18. Para entonces, el kirchnerismo espera haber conseguido el respaldo suficiente como para dar dictamen al proyecto y poder debatirlo en el recinto.

¿Cambios? La reunión entre Mariotto y los diputados giró, justamente, en torno a los cambios con los que podría ceder el oficialismo para asegurarse el respaldo necesario, sobre todo, de sus aliados habituales.

La iniciativa plantea la creación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, integrada por tres representantes del Gobierno y dos del Congreso. Los bloques Solidaridad e Igualdad, Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires y Forja rechazan la idea de que esta entidad dependa del Poder Ejecutivo y proponen la creación de un órgano autárquico.

Entre los proyectos que ya están redactados por otros legisladores, uno establece la posibilidad de que la autoridad de aplicación esté integrada por nueve miembros: seis en representación del Parlamento y tres del Poder Ejecutivo, lo que dará margen de acción a la representación legislativa que alcance un gobierno. En este artículo el Gobierno abrirá el proyecto a debate, si logra convencer al grupo de aliados y de los sectores menos críticos.

Otro de los artículos más resistidos en el Congreso es el que habilita a las empresas de servicios públicos, como las telefónicas, a prestar servicio de cable, algo que tenían expresamente prohibido por el pliego de privatización y que en la mayoría de los proyectos que ya existen en el Parlamento tenían restringido el acceso.

Entre la apertura y las críticas. Antes de la reunión de esta mañana, Mariotto había dado muestras de que el Gobierno prevé aceptar cambios o retoques al proyecto original para asegurarse el apoyo de todo el oficialismo y de los habituales aliados del kirchnerismo, tal como informa hoy LA NACION.

"Estamos abiertos para la discusión y dispuestos a debatir para lograr todos los consensos posibles", afirmó el interventor del Comfer. Además, alineado con el discurso de Cristina Kirchner, aseguró que la iniciativa que impulsa el Poder Ejecutivo "es un proyecto para fortalecer la democracia".

Baladrón, titular de la comisión de Comunicaciones, también intentó mostrarse permeable, aunque embistió contra los dirigentes y legisladores de la oposición que reclaman que el proyecto sea debatido recién después del 10 de diciembre, cuando se produzca el recambio legislativo.

"Si hay alguna propuesta superadora, no nos vamos a negar a tomarlo en cuenta. Una ley de esta envergadura exige un debate en profundidad. Vamos a dialogar y debatir con la adultez política con la que siempre nos manejamos. A nadie se le va a negar la palabra y todas las inquietudes van a ser escuchadas. No queremos un proyecto cerrado", indicó.

En este punto, llegó el ataque contra la oposición. "Es la tercera vez que soy diputado por mi provincia [La Pampa] y tengo mandato hasta el 10 de diciembre. Soy producto del voto de la gente y aquel que plantea que no tengo legitimidad es un irrespetuoso que está demostrando las condiciones antidemocráticas que tiene", lanzó.

"El debate hay que darlo"

El cineasta y diputado electo por Proyecto Sur Fernando "Pino" Solanas aprobó hoy que se discuta el proyecto en el Congreso en el corto plazo, pero criticó la "letra chica" del texto y cuestionó el control que tendría el Poder Ejecutivo sobre el espectro mediático.

Al ser consultado sobre la posibilidad de dar quórum en el Congreso, respondió: "Vamos a ver cómo viene, no nos anticipemos; esto da tantas vueltas, que de pronto se votan proyectos adentro del proyecto". De todos modos, insistió en que "el debate hay que darlo".

En declaraciones a Radio Continental, advirtió que el oficialismo "no puede sacar en 15 días" el proyecto, "ni cajonearlo porque hace 30 años que está en el cajón". En este sentido, lanzó: "El espacio audiovisual es el más grande, el que más influye sobre el imaginario colectivo, por lo que es inadmisible que se pretenda que semejante espacio sea regulado por una comisión bajo dominio absoluto del Poder Ejecutivo. Eso es un disparate".

"Si un mensaje tiene que dar una ley que reemplace a una ley de la dictadura, ese es de pluralidad y transparencia", añadió.

Comentá la nota