Pese al reclamo, Córdoba adherirá al FFS

Pese al reclamo, Córdoba adherirá al FFS
El campo proponía que se rechazara el reparto de retenciones por la soja, pero el Consejo Económico y Social dio el sí.
Tras casi tres horas de reunión en el Consejo Económico y Social, los principales referentes cordobeses de la Mesa de Enlace de Córdoba no pudieron disimular en sus caras la decepción al no conseguir respaldo para que la Provincia no adhiera al Fondo Federal Solidario (FFS), a través del cual se coparticipará 30 por ciento de las retenciones a la soja.

La previsible negativa de los ministros de Agricultura, Carlos Gutiérrez, y de Industria, Roberto Avalle –pero sobre todo del resto de los integrantes del organismo– a la pretensión de los ruralistas, se dio en el marco de la tercera jornada del paro del campo que tuvo caracterizada por un marco de tensión por algunos de los cortes parciales en las rutas.

Lo único que levantó un poco el ánimo de los dirigentes fue el apoyo de los ministros y las entidades que integran el Consejo, entre ellas la Unión Industrial de Córdoba (UIC), para que se bajen las retenciones y que los legisladores oficialistas den quórum en el Congreso para debatir esa propuesta.

Ayer fue un día complicado en las rutas, sobre todo en Santa Fe y Entre Ríos. En Córdoba, a media mañana se levantó el piquete que transportistas tenían en Leones y la situación estuvo tranquila en el interior. Los productores se congregaron en Jesús María, desde donde insistieron en que bajen las retenciones.

La Mesa de Enlace estuvo representada por Agustín Pizzichini (Federación Agraria), Marcos Giraudo (Coninagro) y Delfor Maldonado (Cartez). Faltó Alejandro Ferrero por la Sociedad Rural. Al término del encuentro, sólo los dirigentes rurales se acercaron a los periodistas que aguardaban en el ingreso a la Casa de Gobierno. Ningún vocero oficial salió a dialogar con la prensa y tampoco representantes de la industria, entre ellos el presidente de la UIC, Oscar Guardianelli.

Según coincidieron los tres ruralistas, el argumento central de los ministros y del resto de la mesa en el Consejo, entre ellas la UIC, fue que no aceptar fondos que recibirán otras provincias sería resignar dinero para Córdoba.

"Nosotros le pedimos al gobernador que se defina y no acepte esta dádiva que le están dando", afirmó Pizzichini.

"Pero ellos entienden que tienen que aceptarlo, porque sino, se iría a otro lugar, como Santa Cruz", agregó el dirigente. Según el ruralista, la UIC adujo que "hay que aceptar el Fondo Solidario ya que se ha blanqueado una situación".

Pizzichini insistió en que "hay que discutir una nueva coparticipación en el Congreso" y reiteró que seguirán bregando por la baja de las retenciones.

En tanto, Marcos Giraudo (Coninagro) entendió como "válida" la postura del Gobierno de aceptar esa coparticipación, pero insistió en que "como parte aportante del sector agropecuario, está en contra".

"Queremos que vaya al Congreso, que se dé quórum a la baja de las retenciones y que se vote realmente algo que sea válido para el Estado nacional, provincial, municipal y para los productores", añadió.

Giraudo consideró que el Fondo Solidario "es una mentira. A un pueblo mediano de 10 mil habitantes le van a llegar 100 mil pesos", ejemplificó.

Por su parte, Maldonado (Cartez) rescató el apoyo generalizado para la disminución de las retenciones y para que sean tratadas en el Congreso.

Crítica presidencial

Anoche, la presidenta Cristina de Kirchner lanzó durísimas críticas al campo, que realiza el séptimo paro en su mandato. "Ningún sector puede imponerse sobre el otro con amenazas", dijo.

Comentá la nota