Pese a su reclamo, las automotrices no tendrán lugar en el rescate

Los tres mayores fabricantes de automóviles de los EE.UU., en serios problemas debido a la crisis, reclamaron ante la Cámara de Representantes que se las incluyera en el salvataje, pero el secretario del Tesoro, Henry Paulson, volvió a negarse al pedido
WASHINGTON.- Pese al insistente pedido de las mayores automotrices estadounidenses para que se las incluya dentro del plan de rescate financiero, el secretario del Tesoro Henry Paulson repitió hoy durante su defensa del salvataje ante la Cámara de Representantes que no serán contempladas.

Los tres fabricantes de autos más grandes de los Estados Unidos acudieron hoy al Congreso a escuchar la defensa del plan efectuada por Paulson y Ben Bernanke, el presindete de la Reserva Federal. Pidieron que les otorgue un rescate gubernamental de US$ 25.000 millones.

Los líderes demócratas en el Congreso buscan aprovechar el ya existente paquete de rescate de Wall Street, de 700.000 millones de dólares, para que tanto los fabricantes de automóviles estadounidenses como sus proveedores tengan acceso a préstamos nuevos, pero la Casa Blanca y los legisladores republicanos dicen que la golpeada industria automotriz no debe recibir ningún capital fresco.

En ese sentido se expresó Paulson, que volvió a presentar su postura. Reconoció que la caída de alguno de los colosos estadounidenses en serios problemas, General Motors y Ford, "no sería bueno, es algo que debe ser evitado".

"Pero creo que cualquier solución debe ser la que conduzca a una viabilidad de largo plazo, una viabilidad sustentable", añadió, y precisó que "hay otras maneras" de rescatar a las automotrices.

El debate ocurre mientras la situación financiera de General Motors, Ford y Chrysler se vuelve cada vez más incierta. GM ha dicho que podría quedarse sin liquidez para fines de año si no recibe ayuda gubernamental.

"Ellos van a tener que enfrentar lo que es la percepción entre algunos de nuestros colegas aquí: que todavía hay algunos problemas de calidad entre los ´Tres Grandes´ y que ellos no han empezado a hacer la reestructuración necesaria", afirmó el senador demócrata Carl Levin, arquitecto del plan de salvataje.

Comentá la nota