Pese a la protesta estudiantil, la UBA eligió al Consejo Superior

Las elecciones en los claustros de profesores y graduados de la Universidad de Buenos Aires que se efectuaron no sorprendieron ya que en ambas instancias ganó la lista que apoya la relección del actual rector Rubén Hallú, quien se postulará a ese cargo en la Asamblea Universitaria del 14 de diciembre próximo.
Los comicios se realizaron en la sede del rectorado de la UBA debido a que la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) bloqueó el acceso a la Facultad de Ingeniería para impedir la elección, a la que calificó de "ilegal" y "antidemocrática".

De esta forma fueron elegidos los cinco representantes del claustro de profesores y los cinco de graduados que integrarán el Consejo Superior y que asumirán en marzo sus funciones, aunque el 14 de diciembre integrarán la Asamblea Universitaria, en la cual Hallú se postulará para el período 2010-2014.

Este es el principal argumento que esgrimió la FUBA para oponerse a esta elección de claustros y por la cual intentaron impedir que se realice, tal como había ocurrido a fines de noviembre con la primera convocatoria realizada en el Colegio Nacional de Buenos Aires.

Hallú ordenó que se relice la votación en la sede del rectorado y hacía allí se dirigieron los estudiantes, pero un vallado policial los detuvo sobre la avenida Córdoba.

Cristian Henkel, presidente de la FUBA y consejero superior electo por el claustro de estudiantes, dijo que presentarán "un recurso de amparo para impedir que se realice la Asamblea".

"Esta situación es completamente antidemocrática y demuestra el sentido privatista que tienen las autoridades de la Universidad, por eso quisimos evitar que se concrete", dijo el dirigente estudiantil.

Henkel destacó que "se votaron a los consejeros que asumen en marzo del año que viene, con lo cual van a cometer una irregularidad total porque van a participar en la elección del rector en la asamblea llamada para el 14 de diciembre próximo".

En el claustro de profesores, la lista "Protagonismo e Integración" conformada por la mayoría de los consejeros directivos de 10 de las 13 facultades de la UBA, que manifestaron su apoyo a la reelección de Hallú, obtuvo 72 votos.

La lista opositora Proyecto Académico, un espacio de centroizquierda que conforman básicamente las facultades de Ciencias Sociales y Exactas, obtuvo 23.

En Graduados, "Protagonismo e Integración" también se impuso por 37 votos a 11 a "Compromiso Universitario", que contó con el apoyo de los consejeros directivos de la facultad de Arquitectura, única unidad académica donde aún no se eligió al nuevo decano.

De esta forma, el oficialismo obtuvo cuatro consejeros superiores y la oposición solo uno, tanto en el claustro de graduados como en el de profesores.

La lista que se impuso en ambos claustros está apoyada por la mayoría de los consejeros directivos de las facultades de Derecho, Económicas, Medicina, Psicología, Odontología, Veterinarias, Farmacia, Ingeniería, Agronomía y Filosofía.

En tanto Ciencias Sociales, que conduce el decano Federico Schuster y Ciencias Exactas, que dirige Lorenzo Basso, mantuvieron el espacio de centroizquierda que en la elección del 2006 había llevado como candidato a rector a Alberto Korhnblitt.

Schuster, quien resultó elegido como consejero superior por el claustro de profesores, es la figura que emerge como el candidato más firme para oponerse a Hallú en la elección del 14 de diciembre próximo, aunque desde ese espacio no descartaron volver a postular a Korhnblitt.

El escenario político de cara a la elección del nuevo rector se presenta diferente al del 2006, donde al bloque de 10 facultades que primero postuló a Atilio Alterini y luego a Rubén Hallú se le sumaron el decano de Filosofía, Héctor Trinchero y sectores de las facultades de Agronomía y Arquitectura.

Voceros de la UBA rechazaron los argumentos de la FUBA a los que calificaron de "marketineros" y "vacíos de contenido", ya que "los consejeros directivos por el claustro de estudiantes tampoco podían haber votado el 17 de noviembre pasado para elegir representantes al consejo superior porque tampoco habían asumido sus cargos".

"Y si pueden votar los consejeros directivos para elegir consejeros superiores sin haber asumido, también pueden elegir al rector el 14 de diciembre", precisó la fuente consultada, quien añadió que "se decidió que la asamblea se haga en diciembre y no en marzo para acortar los tiempos electorales".

Explicó, además, que "en ningún lugar del Estatuto figura que los consejeros tienen primero que asumir sus cargos para luego votar en la Asamblea".

Comentá la nota