Pese a la prohibición, hay 5 proyectos de nuevos casinos que siguen en carrera.

Maipú, Guaymallén, San Martín y Tunuyán tendrían sala propia entre 2010 y 2011. En Capital habría una más en el Diplomatic. No hay límites para las salas provinciales.
Un día después de aprobarse la nueva ley de Casinos de la provincia, se aclara el panorama de los proyectos con aspiraciones de entrar al negocio del juego en la provincia. En principio, son cinco los que siguen en carrera hacia la apertura.

Por su contenido, la nueva norma le impone límites temporales de ejecución a los proyectos con decretos de acogimiento y niega la concesión de prórrogas. Es por ello que el de Maipú (junto al nuevo Wal Mart que se abrirá éste año), San Martín (sobre el Acceso Este) y Diplomatic deberán ajustar sus plazos de ejecución.

Y en éste sentido, echa un manto de dudas sobre el futuro de la construcción frente al Shopping, en Guaymallén, que ya registra en su haber un pedido para ganar tiempo y así completar los trámites habilitantes para la reactivación de la obra. Y cuyo decreto aún no se ha publicado.

Pero hay un quinto proyecto en danza que es Fuente Mayor, que la constructora Kristich está levantando junto a un hotel de 4 estrellas en Tunuyán, en un predio de 40 hectáreas que tendrá además salones de venta, spa y gimnasio. Si bien este proyecto aún no tiene decreto de acogimiento, como la ley de prohibición todavía no se publica en el Boletín Oficial (no rige), ya estaría lista para ser firmada por el Gobernador la habilitación correspondiente para que entre en vigencia antes de la norma, explicó el secretario de Turismo, Luis Böhm.

En cuanto al resto, el emprendimiento que impulsa Desarrollos Maipú, una sociedad con inversores porteños y una pata empresaria local, ya empezó a dar sus primeros pasos de la mano de la constructora Monteverdi. Para la comuna, el plazo de ejecución reconocido está entre 30 y 36 meses.

En cambio, el hotel y casino que se pretenden levantar en la zona Este está bastante más demorado. Aunque ayer no fue posible acceder a detalles de su situación, hasta los primeros meses de éste año los permisos gestionados por Clad Developper ante la Municipalidad estaban en marcha.

El proceso y sus obstáculos

El texto que finalmente recibió sanción de Senadores acumula parte del contenido del proyecto presentado oportunamente por el diputado oficialista Carlos Bianchinelli, que impulsaba una prohibición de por vida, con el del demócrata Alberto Sánchez, a favor de una vigencia de diez años y una tarea de seguimiento de la ludopatía.

Al momento de reglamentar la ley, el Ejecutivo deberá contemplar esa disposición. Para Sánchez, que preside la Comisión de Política de Juego en la Cámara Baja, "se está trabajando en una ley general para regular el juego en la provincia, incluidos quiniela, lotería y otros. Esto tiene que ver con el hecho de querer una provincia que promueva el juego o concretamente la hotelería y el entretenimiento. Algo en lo que evidentemente el gobernador no está de acuerdo, porque en un radio de ocho cuadras céntricas tenemos tres casinos habilitados".

Cabe recordar que en su momento, el Gobierno vetó la media sanción que había recibido el proyecto de Bianchinelli, y que hoy está reflejado en la flamante ley. Allí el proyecto volvió a la Comisión de Turismo para que se contemplarán excepciones en los departamentos más alejados. En definitiva, llegaron a competir tres iniciativas, incluido un anteproyecto, promovido por hoteleros que nunca llegó al recinto.

Aunque la ley y sus alcances son un hecho, algunos recuerdan el caso de la autorización al Regency Casinos, del Hyatt, para la cual se promovió una iniciativa particular. Esa vía sigue abierta.

Aunque su efecto no alcanza al Casino provincial, para Sánchez "sería un despropósito que el Gobierno abriera nuevas salas".

La controversia acerca de la prohibición o no de nuevas aperturas de salas de juego también registra en sus fojas una acción judicial en su momento impulsada por un grupo de empleados del Casino de Mendoza ante el Juzgado Federal n°2.

Con la presentación contra Cela S.A, desarrolladora del hotel Sheraton y Enjoy Casino, el 30 de diciembre se logró una resolución judicial que impedía al Enjoy operar a poco de haber inaugurado, pero que la jueza Pura de Arrabal hizo extensiva a "los casinos habilitados en la provincia de Mendoza y a los que se encuentran pendientes de habilitación, autorización o visto bueno final".

Al ser consultado sobre este tema, el secretario de Turismo señaló que ningún de los proyectos en danza pidió una prórroga de los plazos que vence en el 2011, sino que solicitaron directamente la suspensión de estos aduciendo los efectos de la medida de no innovar impuesta por la Justicia Federal.

"Lo que se pidió en su momento no fue una prórroga sino una suspensión de plazos. Contamos con un plazo de un año y medio y avanzamos en ese sentido", señaló Raúl López, representante legal de KLP, la sociedad desarrolladora, quien reafirmó que la obra estaría lista hacia enero de 2010.

Por su parte, Desarrollos Maipú inició el trámite ante el municipio en agosto de 2008. Según el secretario de Hacienda, Elián Japaz, "no se trata sólo de casino: es un proyecto amplio desde lo comercial, turístico y gastronómico. Además la obra ya empleó a un 90% de mano de obra maipucina".

Japaz se refiere a la constructora Monteverdi, que ya comenzó con los trabajos en el terreno lindante al carril Maza. El plazo de ejecución previsto sería de entre 30 y 36 meses, con un presupuesto aproximado de U$S 30 millones.

Mientras, el Senado aprobó un pedido de informes para saber cuántos casinos habilitó el Ejecutivo en los últimos diez meses.

Comentá la nota