Pese al plan oficial, se derrumbó la producción de autos en enero

Pese al plan oficial, se derrumbó la producción de autos en enero
Se redujo más de un 50% la fabricación y las exportaciones. Las ventas cayeron 40% respecto de 2008.
El año arrancó con un fuerte freno en la industria automotriz, una de las más golpeadas por la crisis. Ya lo hacían prever las suspensiones y recortes en la producción de distintas fábricas, las dificultades en algunos destinos de exportaciones y las caídas de ventas y ganancias de las casas matrices. Y el plan del Gobierno para comprar coches cero kilómetro no logró detener la caída: el mes pasado se produjeron menos de la mitad de los autos que se fabricaron en enero de 2008, las exportaciones se desplomaron un 60% y las ventas de las fábricas a los concesionarios cayeron un 38,9%, según los datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).

En enero se produjeron 18.720 vehículos, un 54,6% menos que el año pasado. En las terminales abren el paraguas. Aclaran que enero de 2008 fue un mes atípico porque no se registró el recorte de producción que suele haber a principios de año, gracias a un "boom" de ventas y a que, como los precios venían subiendo, las concesionarias adelantaron compras para evitar la inflación. Sin embargo, la cantidad de unidades terminadas el mes pasado fue un 30% menor que en diciembre, cuando la producción ya había caído casi un 40% con respecto a noviembre.

La merma en la producción acompañó una fuerte caída en las ventas mayoristas. Las exportaciones se redujeron a 8.190 vehículos, un 60% menos que hace un año y poco más de la mitad que en diciembre. Pero el dato más contundente es el de las ventas a concesionarias: cayeron a 33.699 vehículos, 38,9% menos que en enero de 2008 y un 5,6% menores que en diciembre. La última baja de ventas de diciembre a enero había sido a comienzos de 2002, en plena crisis. De todos modos, ADEFA destacó que las ventas de vehículos nacionales a las concesionarias subieron un 8,5%.

Tres fuentes distintas de la industria coincidieron en destacar que el mes pasado, además de la caída estacional por las paradas técnicas y las vacaciones, hubo clientes que demoraron sus compras para esperar el plan del Gobierno y pagar sus 0 kilómetros en cuotas. Y que eso, a su vez, hizo que las concesionarias compraran menos autos.

Aún reconociendo que la caída de enero fue fuerte, los voceros de las terminales resaltan que hay que esperar los números de febrero y marzo para tener una idea clara de cómo seguirá el año.

Por ahora, aguardan para los próximos días los datos de patentamientos, que terminarán de conformar la foto de enero. Y aunque algunos se niegan a proyectar más allá del día a día, otros empiezan a pensar en que este año las ventas podrían caer un 25% y cerrar en 450.000 unidades, más cerca de 2006 que del récord de 612.000 autos del año pasado.

Comentá la nota