Pese al parate, la construcción se resiste a la baja de precios

Pese al parate, la construcción se resiste a la baja de precios
Aun en plena crisis los costos de edificar en Mendoza subieron 8,75% en abril de 2009 comparado con igual mes de 2008. Pero menos que 20,04% de inflación acumulada.

Más allá del parate que atraviesa desde marzo de 2008 el sector de la construcción en el país, los costos de esta actividad en la provincia no dejan de aumentar año tras año, incluso en abril pasado fueron un 8,75% mayor que hace 12 meses atrás, según el último registro del índice que elabora la Dirección de Estadísticas de Mendoza (DEIE).

Sin embargo desde hace más de un año el alza anual en los costos ha comenzado a desacelerarse, inclusive a un menor ritmo que la inflación local.

En tanto, según los registros del índice Construya, que mide el nivel de ventas de las 12 empresas líderes en la fabricación de materiales para la construcción en el país, desde marzo de 2008, en pleno conflicto de los sectores del campo con el Gobierno, esta actividad comenzó a contraerse.

Es así que si se compara el índice de esta fecha con el de un año atrás se verifica una disminución de 4,8%. Luego esta caída se agudizó con la crisis internacional y así cerró 2008 con una retracción en la actividad del sector de la construcción de 24%, cuando en el acumulado de 2007 había crecido un 13%.

A junio de 2009 el índice Construya registra una baja de 0,72% en relación a mayo y de 8,05% comparado con junio de 2008.

En este contexto, igualmente los costos de construir en Mendoza no dejan de aumentar a medida de que pasa el tiempo, más allá de que los precios de los materiales y los costos de la mano de obra crecen a menor ritmo que la tasas de inflación local, al menos entre el período comprendido entre abril de 2008 y ese mismo mes pero de 2009 (último dato disponible).

Para dar algunos ejemplos, en abril de 2008 cuando el costo de vida crecía a un ritmo anual de 39,28%, según los datos de la UNCuyo, los costos de la construcción lo hacían al 30,11%, tal como lo indica la DEIE. Al tiempo que en abril de este año la inflación alcanzó una suba de 20,04% y los costos de construir crecieron sólo un 8,75%.

Lo cierto es que el comportamiento de estas dos variables tienen mucho que ver, tal como lo indican varios referentes del sector. Es que por un lado, tanto el costo de vida como el de la construcción (principalmente los insumos básicos), han desacelerado su ritmo de crecimiento al compás de la contracción en el consumo y en el nivel de actividad.

Por otro lado, la tasa de inflación es el parámetro que los sindicatos y los empresarios toman para realizar los ajustes salariales, lo que implica que si la inflación se desacelera las presiones para reclamar mayores subas de salarios también.

A propósito, según el economista Mariano Lamothe de la consultora abeceb.com la desaceleración en los aumentos de los costos de este sector se explican por lo siguiente: "Por un lado, los costos de la mano de obra del sector aumentan por lo acuerdos salariales, por lo que es difícil que bajen, aunque a lo sumo pueden no aumentar. Pero los insumos industriales básicos con la crisis internacional han ajustado desde el año pasado su costo hacia abajo, por lo que a partir de ese momento ya no crecen a igual ritmo en el país, a pesar de la devaluación del dólar con el peso argentino".

Respecto a esto último, según los datos del Banco Central de la Argentina (BCRA), tanto la tonelada de aluminio como la de cobre en dólares a partir de julio de 2008 comenzaron a descender de valor, y entre este mes y marzo de 2009 el primer insumo bajó un 56,50% su precio, en tanto que el segundo disminuyó en un 55,43%.

Otro de los insumos básicos del sector es el acero, según un índice que elabora el BCRA en este mismo lapso su precio bajó un 23,5%.

Como consecuencia de todo esto es que "se percibe que entre diciembre pasado y mayo de este año los costos de la construcción en el país han comenzado a estabilizarse. En este período la instalación eléctrica bajó un 1,1% y la carpintería metálica y herrería un 2,1%, al tiempo que los costos de albañilería subieron sólo un 1,7%", agregó el economista.

En sintonía, Jorge Panella presidente de la Cámara de la Construcción sostuvo que "desde octubre del año pasado (en pleno estallido de la crisis internacional) los costos en el sector nacional aumentan pero se están empezando a estabilizar, más que nada por la fuerte caída de la actividad".

En sintonía con lo que expresó Panella, según la DEIE los costos locales de los materiales para la construcción aún no bajan de precio, aunque sí se manifiestan reducciones en las tasas anuales que se venían registrando en los últimos años en el sector.

Concretamente, en mayo de 2008 se registró el pico de incremento anual con un 30,15%, sin embargo a fin de año la suba era del orden del 16,83%, en tanto que en abril pasado esta tasa era sólo del 8,83%.

Según especificó Atilio Calzeta, presidente de la Cámara de Constructores Independientes, que nuclea a 35 empresas en Mendoza, "lo que no han dejado de aumentar son los materiales como el PVC y los derivados, como también los eléctricos. En tanto que el hierro y el cemento se han mantenido más o menos estables en el último año".

Mientras que los costos de la mano de obra local ya no suben a un ritmo anual de 40% como lo hacían en 2007, sino que se han estabilizado a partir de 2008 en torno al 20%, según la DEIE.

Sin embargo en abril pasado sólo subieron un 8,71% respecto a un año atrás, la menor alza en 3 años.

Pero según Panella, "en lo que va del año la mano de obra ya se incrementó un 9% y falta el aumento de 6% en octubre, por lo que en 2009 cerrará con una suba del 15%". Por su parte, Calzeta dijo que "los costos de la mano de obra no han aumentado más allá de los acuerdos, por la retracción en la actividad".

Comentá la nota