Pese a los incidentes con los estudiantes, Hallú fue reelecto como rector de la UBA

Los militantes chocaron con los efectivos policiales en la zona del Congreso. La Policía los dispersó con gases y balas de goma. Ahora protestan en Córdoba y Junín. La Asamblea se realizó según lo previsto y el actual rector fue reelecto por 144 votos.
Los estudiantes llegaron temprano, pasadas las 7.30, a la zona del Congreso para hacer oír sus reclamos e intentar evitar la reelección de Rubén Hallú como rector de la Universidad de Buenos Aires. Todo se desarrollaba en tranquilidad hasta que, minutos antes de las 9, comenzaron las corridas y el intento de los militantes por derribar las vallas de contención. La Policía dispersó el avance de los manifestantes con gases lacrimógenos y balas de goma. Los manifestantes respondieron arrojando piedras contra la Guardia de Infantería.

En el interior del anexo del Congreso, la Asamblea comenzó según lo previsto y en apenas 15 minutos se desarrolló la elección en la que Rubén Hallú fue reelecto por 144 votos. "La asamblea dura el tiempo que tiene que durar", se limitó a afirmar el rector. Antes de que comience la reunión, un grupo de consejeros impidió el ingreso de algunos periodistas que habían ido para cubrir la elección.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que durante los incidentes "varios" efectivos de la Policía Federal resultaron heridos. Fernández consideró "llamativo" que todos "los que dicen no estar de acuerdo con este tema no tenían los representantes adentro (de la Asamblea), sino que tenían gomeras y tuercas para tirarle a la Policía. Entonces el objetivo no era discutir quién tenía que ser el rector (de la UBA) o no, sino provocar el desmán que se provocó", manifestó.

Los estudiantes se retiraron de la zona del Congreso y ahora protestan en Córdoba y Junín, donde se encuentran las sedes de Medicina, Económicas y Sociales de la UBA.

La FUBA había presentado varios recursos de amparo ante la Justicia para intentar detener la Asamblea.

Los estudiantes agrupados en la FUBA consideran que la Asamblea es "antiestatutaria e ilegal", por eso venían ya movilizándose, recurrieron a la Justicia e hicieron una vigilia en la Facultad de Ciencias Sociales para marchar hacia la Asamblea de hoy. Por temor a los incidentes, que comenzaron pasadas las 9, la reunión se había convocado en el anexo del Congreso de la Nación.

Hallú llegó al Rectorado en diciembre de 2006, en medio de una crisis institucional inédita en la Universidad, al borde de la acefalía. Los rectores de la UBA tienen un mandato de cuatro años, y él tiene por delante un año más. "Hallú acorta su mandato para ordenar el calendario electoral y asumir en marzo como el resto de las autoridades", dijeron en el Rectorado. La oposición rechaza este argumento.

La conducción estudiantil -mayoritariamente independiente y de izquierda- no quiere Asamblea, y busca una reforma del Estatuto que aumente la representatividad de los estudiantes en los órganos de gobierno de la UBA.

Comentá la nota