Pese a la gripe A, la ocupación hotelera descendió sólo un 2%.

Pese a la gripe A, la ocupación hotelera descendió sólo un 2%.
Las autoridades de Tu­rismo fueron positivas al hacer referencia a los niveles de ocupación hotelera que tuvo la provincia durante el receso invernal. El secretario de la cartera, Dante Eli­zondo, explicó que entre el 9 y el 30 de ju­lio el flujo de visitantes su­peró ampliamente el mal pronóstico que había generado la ex­pansión de la gripe A, registrándose un índice de ocupación del 56%. Esto es dos puntos por debajo de igual periodo del año anterior.
De acuerdo con los datos recabados por la Secretaría de Turismo, se calcula que unas 39.080 personas pernoctaron en este periodo, dejando un promedio de $12.700.000 por sus gastos. Estas cifras indican un in­cremento del 17% con relación al mismo lapso de 2008, cuando hubo 32.436 visitas que dejaron $7.220.000 de ingresos.

"El antagonismo entre me­nor promedio de ocupación y mayor cantidad de visitantes se debe a que este año hubo un aumento de la plaza hotelera", dijo el funcionario. Al tiempo que advirtió que el mayor movimiento de visitas se registró en los departamentos alejados, ya que el distintivo de este año fue el turismo interno.

El Parque Ischigualasto fue la estrella local

El Parque Provincial Is­chigualasto recibió desde el 9 y hasta el 26 julio un total de 13.307 visitantes, lo que significa un incremento del 42% con relación al año 2008.

"Estamos seguros que el ciclo de música clásica y vi­nos es el mayor atractivo de este escenario natural único en el país", declaró Eli­zondo. De la mano del Valle de la Luna, Valle Fértil se convirtió en el lugar de mayor índice de ocupación hotelera con un promedio del 79% .

Jáchal, el lugar con más visitas guiadas

Consultado sobre el nivel de adhesión que tuvo el sistema de visitas guiadas a los diferentes departamentos, Elizondo dijo que el recorrido más elegido fue el de Jáchal. "Era el itinerario más completo y mejor elaborado", concluyó.

Comentá la nota