Pese a un golpe de calor, Cristina "reinauguró" la ex curtiembre Yoma, desde agosto en manos brasileñas

Llegó una hora más tarde de lo previsto a La Rioja

Junto a De Vido y Randazzo prometió millonaria inversión en obra pública, pero no habló de la promoción industrial (que vence en 2011). Sofocada, suspendió reuniones con industriales y gremialistas.

LA RIOJA.- La presidenta Cristina Fernández destacó hoy su objetivo de "recuperar y conservar las fuentes de trabajo" en el país, y prometió generar una "distribución federal" de los puestos laborales, en lo que se definió como una "reinauguración" de la planta de la curtiembre que perteneció a la familia Yoma, actualmente en manos de una empresa brasileña. En rigor, la empresa está funcionado desde agosto pasado, el grupo brasileño Bom Retiro se quedó con la curtiembre en marzo pasado y ya tiene la promesa del gobierno riojano de acceder a decenas de millones de pesos en materia de créditos fiscales.

La elevada sensación térmica afectó a Cristina Fernández, que sufrió un golpe de calor al llegar a la capital riojana, cuadro del que se pudo reponer rápidamente y no le impidió cumplir con las actividades establecidas. La jefa de Estado había llegado cerca de las 21 a la capital provincial después de participar de actos en Chilecito y Nonogasta, donde se la vio bastante afectada por el agobiante calor, por lo que suspendió reuniones previas al acto con sectores de la producción y los gremios provinciales.

"Gobernar es crear trabajo", enfatizó la jefa de Estado en su primer acto en esta provincia desde que asumió el cargo, adonde llegó para anunciar un plan de obras públicas y ayuda financiera.

Al hablar ante cientos de trabajadores de la curtiembre, la presidenta dijo que "recuperar y conservar las fuentes de trabajo es algo más que conservar un salario, es la razón de la vida". A la vez insistió con el "compromiso con el trabajo y con la distribución federal del trabajo".

Fernández de Kirchner destacó el potencial de "la tierra de Facundo Quiroga y el Chacho Peñaloza", de la que también es oriundo el ex presidente Carlos Menem, y señaló que "la justicia, la equidad y la distribución del ingreso no son banderas para recitar en una campaña electoral sino para aplicarlas en la gestión".

La presidenta arribó al aeródromo de Anguinán a las 19,10, una hora más tarde de lo previsto, donde fue recibida por el gobernador Luis Beder Herrera (PJ) y se dirigió inmediatamente en helicóptero a Nonogasta, para "reinaugurar" la curtiembre que perteneció a la familia Yoma, un apellido de inevitable asociación con el menemismo, ahora en manos de la empresa brasileña Bom Retiro. Este grupo se quedó con la curtiembre por 6 millones de pesos, un precio considerado exiguo por los especialistas, además de recibir beneficios impositivos por una década y permitírsele que de los 1.200 operarios que tenía, pueda tomar sólo a 700.

La primer visita de Cristina Fernández a La Rioja como presidenta había generado fuertes expectativas en el sector industrial de la provincia, a la espera de un anuncio prorroga de la promoción industrial que beneficia a La Rioja desde hace casi tres décadas, y vence entre 2009 y 2011.

El encargado de descartar el anuncio fue el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien en declaraciones a la televisión local, anticipó que "no" habrá anuncios sobre la esperada prórroga para la promoción industrial en esta provincia.

La presidenta fue recibida por grandes carteles de bienvenida de la curtiembre y la movilización de trabajadores de la Unión de Industrias Riojanas y de la curtiembre, que tras su venta, solo conservó a 700 de los 1200 operarios que contaba en la anterior administración de los Yoma, familiares de Menem.

"No es el momento" para anunciar la prórroga de la promoción industrial tan esperada en la zona, admitió Randazzo tras señalar que "es un tema que comprende a más de una provincia y debemos sentarnos todas las partes y verlo, con la prudencia y responsabilidad que esta situación requiere, porque la promoción ha tenido un efecto diferente de acuerdo con las provincias que han sido beneficiadas en los últimos 14 años".

Para compensar, la presidenta firmó luego con el gobernador convenios por "cerca de 300 millones de pesos de inversión, encuadrados en el plan 'Argentina para todos'".

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, detalló que está prevista la construcción de cuatro represas, 15 millones de pesos para obras sanitarias, una residencia estudiantil, el financiamiento para la construcción de un parque eólico "que significará casi 20 millones de pesos de ahorro para La Rioja" por año, además de la ampliación de gasoductos en la capital y la provisión de GNC para localidades más alejadas.

Comentá la nota