Pese a los destrozos, el Concejo realizará la sesión prevista para hoy

Los concejales sesionarán hoy en el recinto, donde el martes un grupo de manifestantes dañó el mobiliario y el equipo de audio. Se espera que se haga mención a la violenta protesta y que haya una declaración de repudio.

Los daños provocados por los integrantes de varias cooperativas vinculadas a diferentes agrupaciones sociales de la ciudad, no impedirán que se realice la sesión ordinaria del Concejo Deliberante que estaba programada para hoy. La presencia de los manifestantes dentro del recinto, al que mantuvieron copado durante casi cinco horas el día martes, dejó como saldo la rotura de buena parte del mobiliario y del equipo de audio, el que hoy tendrá que ser reemplazado por una consola portátil y micrófonos de mano para que los concejales puedan hacer uso de la palabra.

Se espera que buena parte de la sesión esté dedicada a analizar los violentos hechos ocurridos el martes, cuando unas 200 personas nucleadas en cooperativas de trabajo vinculadas con movimientos sociales irrumpieron de manera violenta al Concejo y, luego de bloquear las puertas, se mantuvieron atrincheradas allí exigiendo una respuesta a sus reclamos. Concretamente, pidieron que se les asegurara la firma de un contrato que les garantizara trabajo por el próximo año, para realizar tareas como la construcción de veredas, limpieza de arroyos y desmalezamiento en barrios. Todo ello financiado con fondos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, lo que le asegura a cada participante del programa un ingreso de unos 1.300 pesos por mes.

Durante la protesta hubo daños en las instalaciones del municipio y algunas personas resultaron heridas. El fiscal de la causa que se abrió en la Justicia, Mariano Moyano, dijo ayer que los lesionados durante los incidentes fueron cuatro: dos policías que trataron de frenar el ingreso de los manifestantes al recinto y dos empleados municipales, uno de ellos un empleado del área de Prensa del Ejecutivo que fue golpeado por algunos manifestantes, lo que quedó claramente registrado en las imágenes televisivas de los noticieros locales.

Ayer a la mañana aún se podían observar dentro del Concejo las consecuencias de la protesta. Los bancos y las sillas que fueron utilizadas para bloquear las puertas permanecían esparcidos por el salón. A simple vista, se observaba que los micrófonos que los concejales utilizan cada vez que toman la palabra habían sido rotos de manera deliberada. Y se comprobó que el equipo de audio no funcionaba. Además, la baranda de madera que divide el espacio de las bancas del de la barra había sido arrancada y algunas de sus piezas habían sido reducidas a palos. Mientras el personal del Concejo se abocaba a reparar los daños, los presidentes de bloques resolvieron ayer confirmar la sesión que estaba prevista para hoy.

El presidente del cuerpo, Marcelo Artime, a su vez, adelantó que hará una cuestión previa para expresar su condena a los actos de violencia. Además promovería la aprobación de una resolución para proponerles a sus pares que "repudien" los incidentes ocurridos el martes. Artime volvió a hacer ayer duras críticas hacia los líderes de la protesta. Sostuvo que la toma del recinto "fue una acción planificada y un intento de coaccionar al Estado municipal para conseguir" fondos públicos y consideró que los protagonistas de la manifestación ahora "tendrán que rendir cuentas ante la Justicia". Además volvió a defender la actuación del gobierno municipal frente a las demandas de las cooperativas, subrayando que mientras se llevaba adelante la protesta el secretario de Desarrollo Social de la comuna, Fernando Gauna, ultimaba en Capital Federal los detalles de los contratos por los que se estaba reclamando.

Tratarían sobre tablas aporte

para el Festival de Cine

El bloque de Acción Marplatense pretende que sea tratado y aprobado hoy sobre tablas un proyecto de ordenanza mediante el que se autorizaría al municipio a realizar un aporte de dinero para la organización de algunas actividades vinculadas al Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se llevará a cabo el mes próximo en la ciudad.

La suma asciende a 1 millón de pesos, destinados a diversos propósitos, entre los que figuran: contratar voluntarios, intérpretes, coordinadores y fotógrafos; trasladar películas y poner en funcionamiento el salón para clases magistrales, la oficina de producción artística, los puestos de informes, la videoteca y la sala de prensa. Parte de esos fondos también sería dedicada a la entrega de entradas a los acreditados, la contratación de un servicio de remisería para invitados y producción, el alojamiento para los jurados, los directores nacionales e internacionales, la prensa, los sponsors y los invitados a la fiesta de clausura.

El aporte de la comuna deviene de un acuerdo entre el municipio y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), que es el organismo a cargo de la organización del Festival y de financiar el grueso de sus gastos.

Este año, el tema adquirió un vuelo político inédito, ya que los bloques de la oposición plantearon sus dudas al respecto.

El expediente pudo ser aprobado con un ajustado resultado en la comisión de Legislación y casi terminó en el archivo cuando se lo trató, la semana pasada, en la de Hacienda.

Allí encontró el rechazo de los concejales radicales Cristina Coria y Eduardo Abud; el peronista Ricardo Alonso y cierta resistencia de parte de Leticia González (Alternativa Social).

Ante los inconvenientes encontrados para aprobar el proyecto, Acción Marplatense pretende que el cuerpo acepte tratarlo en la sesión de hoy sobre tablas, exponiéndose a una situación difícil, ya que en ese caso requerirá del apoyo de los dos tercios de los concejales.

Comentá la nota