Pese a la derrota el PJ se quedó con dos concejalías en San Cayetano

A pesar de haber alcanzado con mucho esfuerzo el piso mínimo requerido para lograr un concejal, el Partido Justicialista de este distrito terminó por quedarse con dos bancas, en las elecciones municipales del domingo último, y de esta manera pudo disimular una de las derrotas más duras que ha sufrido desde el retorno de la democracia.
De las cinco bancas en juego, a la Unión Cívica Radical le faltaron solamente 41 votos para quedarse con cuatro de ellas, mientras que el Partido Justicialista, al superar el piso mínimo establecido para un edil -por apenas 68 sufragios-, se favoreció con el cociente electoral, y consiguió imponer las candidaturas de Mauro Juan Carlos Rizzi y Eugenia Hemilse Chipulina.

Una vez finalizado el escrutinio, Rizzi manifestó que "fue bastante raro, porque hasta último momento no sabíamos cómo podía llegar a salir esta experiencia, con una interna muy visible dentro del justicialismo. El hecho de haber estado trabajando en el partido, reconstruyéndolo, después de las elecciones del 2007, nos pone muy contentos, al igual que el apoyo de la gente".

El triunfo obtenido por la lista local de la Unión Cívica Radical tuvo el mérito no sólo de haberse impuesto holgadamente en las elecciones locales, sino que, con sus 2834 votos, superó en forma amplia a los guarismos obtenidos por los candidatos a diputados nacionales del Acuerdo Cívico y Social, quienes consiguieron 1973 votos, y de los de la Quinta Sección Electoral, con 2039 votos.

Tras conocerse los resultados finales, Fabián Sánchez Torreño indicó que "la gente quiso seguir con una línea de gobierno, y afianzarla; éstas son las sorpresas que a veces dan los actos eleccionarios. El excelente grupo que se ha formado, seguirá trabajando con la línea de Francisco de Narváez, que ha hecho una gran elección en San Cayetano. Nosotros creíamos que íbamos a andar bien, y que la comunidad nos iba a dar la posibilidad de estar en el Concejo Deliberante, pero tendremos dos años más para observar desde afuera cómo se maneja el gobierno, y estar en el 2011 nuevamente en campaña".

En la Quinta Sección Electoral, Unión-PRO y el Acuerdo Cívico y Social habrían finalizado la elección con centésimas de diferencia entre sí, ambos por encima del 32 por ciento, mientras que el Frente Justicialista para la Victoria lograba el tercer lugar con aproximadamente el 27 por ciento de los votos.

Comentá la nota